Seguramente has escuchado hablar del DHA en los últimos tiempos, pero ¿sabes qué es? ¡Descúbrelo aquí!

DHA desarrollo del cerebro

DHA desarrollo del cerebro

El DHA es un ácido graso esencial del tipo Omega-3 que aporta beneficios al funcionamiento y desarrollo del cerebro, especialmente en la gestación y en la niñez.

Además, mantiene en óptimas condiciones al organismo y, según científicos de la Universidad de California, detiene el deterioro que causa el Alzheimer.

La principal fuente de DHA son las algas unicelulares (Crypthecodinium cohnii) las cuales crecen en los mares fríos y los peces que se alimentan de éstas (anchoas, mero, salmón, atún y sardinas, entre otros).

También las nueces y almendras contienen muy pequeñas cantidades de este ácido graso.

DHA, el ácido graso

En la familia de los ácidos grasos existen los llamados: DHA, ETA y ALA; estos se conocen porque tienen algunos beneficios cardiovasculares importantes: No se pegan a las arterias y, además, tienen poder limpiador.

“Hoy sabemos que el DHA también tiene un efecto importantísimo en el desarrollo cognitivo y visual y en la capacidad de aprender. Además del cuidado que le da a nuestro corazón“, revela la nutrióloga Cecilia García.

Un punto interesante es que la leche materna ofrece grandes cantidades de este ácido graso. También nuestro sistema nervioso es rico en DHA.

Esto porque esta sustancia se encarga de dar flexibilidad a las neuronas y permitir que las sinapsis se produzcan sin ningún problema.

DHA y lo aprendo

DHA y lo aprendo

Consúmelo a cualquier edad

Ingerir suficiente DHA a una edad avanzada, ayudará a prevenir el deterioro del sistema nervioso; pero es más importante consumirlo durante los primeros años de vida, pues es el momento que se aprende todo.

También se recomienda que las mujeres embarazadas o lactantes lo consuman.

“La ingesta diaria recomendada (por el Instituto de Medicina en los Estados Unidos) es de 160 miligramos y una porción de pescado puede cubrir cerca del 40% de ésta”, comenta García.

Ahora, la gente en México consume alrededor del 30% de la recomendación (es un déficit de 111 miligramos diarios).

De manera que para incrementar la ingesta de DHA se pueden consumir dos porciones de pescados de agua fría a la semana, además de algunos aceites vegetales, semillas oleaginosas o alimentos adicionados con el ácido graso.

Anuncios