Snacks saludables para consumir entre comidas

8a8160fb_shutterstock_194144204.xxxlarge_2x

La alimentación saludable va de la mano de comer pequeñas porciones a lo largo del día, evitando ayunos prolongados que sólo provocan darse grandes atracones en las comidas principales. Conoce cuáles son los mejores snacks para comerlos entre comidas.

Los snacks son pequeñas porciones de alimentos ricos en nutrientes, que podemos consumir entre comidas.

Cuando se come muchas veces en el día en pocas cantidades, el metabolismo se acelera, por lo que se quema más grasa y se mantiene un sistema digestivo saludable.

En este sentido, la idea principal de hacer colaciones o comer snacksentre las comidas principales es calmar el apetito y no sobrepasarse comiendo demasiados alimentos durante el día.

Es por esto que cada día se debe hacer una planificación de lo que consumiremos, tanto en las comidas principales y los snacks que las acompañarán. En efecto, mantendremos una alimentación y peso saludables.

A continuación, presentaremos algunas alternativas para planificarse:

Frutos secos y semillas: Estos alimentos (almendras, nueces, semillas de girasol, etc.) son un gran aporte en fibra y, a la vez, son antioxidantes. Poseen altos niveles de proteínas y grasas saludables por porción.

Sin embargo, tienden a ser muy calóricos, por lo que se recomienda comerlos en porciones justas para sus necesidades.

Por ejemplo las almendras aportan calcio, proteínas y ayudan a adelgazar, lo ideal es comer entre 7 y 8 almendras.

Galletas de arroz: Para reemplazar a las galletas convencionales que son ricas en azúcar, sal y calorías, existen las galletas de arroz que aportan energía, vitamina B, algunos minerales como fósforo, hierro y calcio. Además son bajas en sodio y no contienen grasas trans.

Por lo que se vuelven una opción saludable, en consecuencia, no sentirás ninguna culpabilidad.

Barras de cereal: Se debe optar por las que contienen trigo, maíz, centeno, avena y salvado. También son buena opción las que vienen con miel y frutas deshidratadas, ya que aportan energía y se digieren rápidamente al igual que las galletas de arroz.

No obstante, hay que buscar las que sean con bajo aporte calórico, azúcares y sal. Asimismo, que tengan un alto contenido de fibras.

Batidos de frutas o yogur: Se debe adquirir los batidos y yogures que sean bajos en calorías y azúcar.

Algunos vienen con trozos de frutas que quitarán esas ansias por comer algo dulce.

Por otro lado, por ser bebidas lácteas tendrán calcio y saciarán el hambre.

Frutas: Estas tienen propiedades antioxidantes, aportan fibra y vitaminas.

Si se eligen frutos rojos como cerezas, frutillas y moras, éstos ayudarán al sistema digestivo, por su alto contenido en fibra, y al sistema inmunológico, pues también son ricos en vitamina C.

Aunque una manzana también es una gran compañera de las colaciones, ya que sacian el hambre y mantienen saludable.

Gelatinas de frutas: En el mercado podemos encontrar gran variedad, sobre todo sin azúcar, por lo que ayudan a hidratar nuestro organismo.

Si se quiere que este snack sea más saludable, se le puede añadir frutas, agregando minerales y vitaminas, además de mucho sabor.

Verduras: No es necesario tener grandes ensaladas para obtener fibras, proteínas, vitaminas y saciedad. Pues se puede cortar apio y zanahorias en palitos, lo que será rápido y cómodo para consumir en cualquier parte y momento del día.

Té o café: Si se desea, se pueden acompañar estas colaciones con infusiones o una taza de café. Si bien aportan energía y concentración (sobre todo el té verde) es importante consumirlos sin azúcar.

Finalmente, lo primordial en el momento de comer algún snack es mantenerse satisfechos, pero saludables. Si bien el mercado ofrece infinitas alternativas, lo importante es pensar qué es lo mejor para nuestro organismo. No sólo cuidando las calorías, sino evitando las azúcares y el sodio. Por lo que se hace primordial adquirir alimentos ricos en nutrientes.

Patricia González.

Anuncios