4 Beneficios (inesperados) del aguacate en tu salud

crema-casera-de-aguacate-para-el-rostro-2.jpg

Hay alrededor de 18 tipos de aguacate y México es el principal productor del mundo, luego de superar las poco más de un millón de toneladas al año. Por eso también es el país que más lo distribuye en todo el planeta. Impresionante, ¿no?

Si llevas una alimentación balanceada, el aguacate será una de tus armas para mantenerte sana. 

HUESOS FUERTES

Gracias a la alta cantidad de vitamina K con la que dispone este fruto, tus huesos estarán mejor que nunca, pues la osteocalcina (una proteína del metabolismo óseo) requiere de esta vitamina para su fortalecimiento.

Si además cuidas el consumo de alcohol, no fumas y haces ejercicio, vas por un excelente camino.

aguacates-rellenos.jpg

AYUDA A TU CORAZÓN

El aguacate tiene más potasio que cualquier plátano, y este elemento ayuda a reducir los riesgos de padecer un ataque cardiaco.

El Omega 3 y otras grasas buenas que contiene bajan el colesterol malo. Si además haces deporte y mantienes un peso saludable, ¡triunfarás!

MENOS RIESGO DE DIABETES

Un estudio llevado a cabo por los investigadores del Imperial College de Londres, reveló que las dietas altas en fibra, como la del aguacate, contribuyen a disminuir en 18% las probabilidades de desarrollar esta enfermedad.

OPERACIÓN BIKINI

Seguro has escuchado que este manjar engorda; sin embargo, no todo es lo que parece. El ácido oleico que contiene ayuda a reducir la sensación de hambre y acelera el metabolismo.

No se trata de comerlo todo el día, pero consumir medio durante la comida te hará sentir satisfecha, y calmará el deseo de picar alimentos a cada rato. 

 1606_SecretosDeBellezaYAlgoMas_T2_Cap39_Belleza_MascarillaPelo_7.jpg

 

 BEAUTY TRICK

No sólo puedes comerlo, sino también ¡usarlo para darle un rehab a tu pelo! Con él evitarás el frizz y lograrás una melena sedosa. Prepara la siguiente mascarilla:

INGREDIENTES

 Aguacate

 Miel natural de abeja

 Aceite de oliva

APLICACIÓN

Tritúralo con un tenedor. Mézclalo con la miel y el aceite. Humedece tu pelo y coloca en las puntas o en toda la cabeza (según el nivel de resequedad). Envuelve con una toalla húmeda y deja actuar por 30 minutos. Lava con shampoo y ¡listo!

 

 

Anuncios