Omega 3 para aliviar los trastornos de la menopausia

omega-3-86073772-resized-569fee1a3df78cafda9f1f91

Buscamos soluciones, tratamientos, terapias o remedios lo más naturales posible que nos ayuden a reducir los trastornos de la menopausia. Para ello es fundamental mantener el engranaje de nuestro organismo en las condiciones óptimas, algo que se consigue, entre otras cosas, gracias al Omega 3. Y es que el Omega 3 es uno de nuestros mejores aliados para combatir los trastornos de la menopausia.

Qué son los Omega 3

Los vemos en las cajas de leche, en los yogures y en las latas de conservas. Compramos productos enriquecidos con Omega 3 y en realidad no sabemos para qué sirven los famosos Omega 3. Los Omega 3 son ácidos grasos poliinsaturados imprescindibles para nuestro organismo. Su importancia quedó al descubierto cuando un estudio sobre los esquimales reveló su alimentación rica en Omega 3 y su escasa incidencia de enfermedades cardiovasculares.

146382-omega-menopausia

Estos ácidos grasos Omega 3 ejercen una función protectora frente a los problemas cardiovasculares, regulando a la vez la presión arterial. Teniendo en cuenta estos beneficios de los Omega 3, resultan un método de prevención sano y natural para algunos de los trastornos que más preocupan a las mujeres en la menopausia. Con la salud cardiovascular protegida gracias a los Omega 3, los beneficios de estos ácidos grasos no terminan ahí.

Los Omega 3 se han revelado también muy eficaces para prevenir otros trastornos relacionados con la menopausia como la artrosis y la osteoporosis. Y además, resultan una fuente natural de hidratación de la piel desde el interior. Parece haber acuerdo en que un incremento de Omega 3 en la alimentación diaria reduce en gran medida los trastornos de la menopausia y ayuda a mejorar la calidad de vida de la mujer en la menopausia.

Dónde encontrar Omega 3

Con una alimentación sana y equilibrada orientada a aumentar el consumo de Omega 3 no haría falta tomar suplementos alimenticios ni comprar los costosos productos enriquecidos con estos ácidos grasos. La cuestión es saber en qué alimentos podemos encontrar de forma natural los Omega 3 y basar nuestra dieta en estos alimentos de forma que consigamos unos 500 miligramos diarios.

La principal fuente natural de Omega 3 es el pescado azul, como anchoas, sardinas, salmón, atún, trucha o palometa. En los mariscos también encontramos gran cantidad de Omega 3, así como en los mejillones y en los aceites vegetales. En el mundo vegetal también encontramos Omega 3, sobre todo en las semillas de chía, en las de cáñamo o en las de calabaza. Y no podemos olvidarnos de los frutos secos, que además de ser una fuente importante de Omega 3 deben ser imprescindibles en la dieta diaria.

15 beneficios del omega 3 que no te puedes perder (parte 1)

female hands with small red heart

Beneficios del Omega 3

Los ácidos grasos omega 3 son un tipo de grasa esencial para el correcto funcionamiento del organismo.

Se pueden obtener a través del consumo de alimentos de origen vegetal y animal y sus efectos positivos en la salud son numerosos e importantes: contra el hígado graso, las enfermedades cardíacas y el síndrome metabólico, un mejor desarrollo del feto, para la vista…

Hoy, te invito a conocer 15 beneficios de los ácidos grasos omega 3 respaldados por la ciencia que te ayudarán a proteger tu salud y la de tu familia.

¿Qué es el omega 3?

 

El omega 3, o ácidos grasos omega 3, es una familia de ácidos grasos esenciales denominados así porque no pueden ser sintetizados por el organismo humano (1).

Son necesarios para las funciones vitales y la única forma de obtenerlos es a través de la alimentación.

Los ácidos grasos omega 3 son grasas poliinsaturadas, es decir, compuestas por varios dobles enlaces, y se clasifican principalmente en 3 ácidos grasos:

  • ALA: ácido alfa-linolénico.
    Se encuentra mayormente en alimentos de origen vegetal y necesita ser convertido en EPA o DHA para poder ser utilizado por el organismo.
    a
  • DHA: ácido docosahexaenoico.
    Se encuentra mayormente en alimentos de origen animal y es fundamental para el desarrollo del cerebro.
    a
  • EPA: ácido eicosapentaenoico.
    Se encuentra mayormente en alimentos de origen animal y puede reducir la inflamación.

¿Para qué sirve el omega 3?

vitami

Los ácidos grasos omega 3 tienen varios fines.

Son moléculas estructurales que se encuentran en las membranas celulares, especialmente en el cerebro y su consumo está asociado a una mejor salud neurológica, a la disminución de la depresión y a un menor riesgo de demencia (1).

Asimismo, también juegan un papel esencial en otros procesos celulares como lainflamación, la inmunidad y la coagulación sanguínea (2).

Veamos con más detalle qué beneficios aporta la ingesta de ácidos grasos omega 3 a la salud del cuerpo y el organismo.

15 beneficios del omega 3

1. Síndrome metabólico

sindrome-metabolico

El síndrome metabólico es un conjunto de síntomas que aumentan significativamente el riesgo de padecer diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Algunos de estos síntomas incluyen:

  • Hipertensión: tensión arterial elevada.
  • Hipertrigliceridemia: niveles altos de triglicéridos.
  • Hiperglucemia en ayunas: niveles altos de glucosa en ayunas.
  • Obesidad abdominal: exceso de grasa abdominal.
  • Niveles bajos de colesterol HDL.

De acuerdo con los datos proporcionados por las investigaciones, aumentar el consumo de ácidos grasos omega 3 reduce los niveles de colesterol y triglicéridos, previene la aparición de coágulos en las arterias y reduce la tensión arterial (3).

2. Hígado graso

higado

La enfermedad de hígado graso, o esteatosis hepática, es una enfermedad caracterizada por la acumulación de grasa y triglicéridos en las células del hígado.

Se trata de una de las principales causas de enfermedades hepáticas tanto en niños como en adultos y se debe a un trastorno de resistencia a la insulina en el que el hígado produce un exceso de glucosa y triglicéridos.

Existen evidencias científicas de que la suplementación con omega 3 o la ingesta de alimentos ricos en omega 3 disminuyen la acumulación de grasa en el hígado y la inflamación causada por esta dolencia en personas con hígado graso.

3. Desarrollo cerebral del feto

giphy

Tal y como he mencionado anteriormente, los ácidos grasos omega 3 forman parte de la estructura del cerebro humano y de la retina y, por eso, son fundamentales durante el periodo de gestación del feto.

Los expertos han concluido que la dieta de la madre antes de la concepción del bebé es esencial para determinar la clase de grasas que se acumularán en los tejidos del feto, puesto que los ácidos grasos omega 3 pasan a este a través de la placenta (1).

Obtener unos niveles elevados de omega 3 durante el embarazo aporta numerosos e importantes beneficios al niño, entre los que se incluyen (6, 7):

Por el contrario, la falta o carencia de omega 3 está asociada a problemas en la vista, menores niveles de inteligencia y mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

4. Dolores menstruales

Girl with stomach ache sitting on bed

Girl with stomach ache sitting on bed

La dismenorrea es el nombre que recibe la menstruación dolorosa en la mujer.

El dolor, causado por las contracciones que provocan los cambios hormonales antes del periodo menstrual, ocurre en la parte baja del abdomen y la pelvis y, a veces, se refleja también en la parte baja de la espalda.

Se ha demostrado que el consumo de alimentos ricos en omega 3 o suplementos de omega 3 reduce notablemente el dolor causado por la menstruación e incluso resulta más eficaz que el fármaco antiinflamatorio ibuprofeno.

5. Depresión y ansiedad

giphy-1

La depresión es un trastorno mental caracterizado por la pérdida de interés en la vida y en las actividades diarias, por un estado anímico bajo y por un sentimiento de tristeza y fatiga.

Por otro lado, la ansiedad es también un trastorno mental que consiste en una excesiva y permanente preocupación, miedo y nerviosismo.

De acuerdo con varios estudios, la ingesta de ácidos grasos omega 3 puede reducir considerablemente los síntomas asociados a la depresión y la ansiedad.

Asimismo, de las 3 clases principales de omega 3 que existen, el denominado EPA resulta ser el más eficaz a la hora de tratar la depresión y parece ser incluso más eficaz que el fármaco antidepresivo Prozac .

6. Enfermedades cardiovasculares

 

ginebra

Numerosos estudios han encontrado evidencias de que un aumento en el consumo de ácidos grasos omega 3 mejora los marcadores que promueven la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Estos son algunos de los efectos positivos del omega 3 en el organismo:

  • Previene la formación de coágulos de sangre al evitar que las plaquetas se acumulen.
  • Reduce los niveles de tensión arterial en personas hipertensas.
  • Disminuye la producción de ciertas sustancias que se segregan ante una respuesta inflamatoria.
  • Reduce los triglicéridos y aumenta el colesterol HDL.
  • Previene la placa que tapona y endurece las arterias.

No obstante, que el omega 3 mejore los factores de riesgo de enfermedades cardíacas no significa que su consumo pueda prevenir derrames cerebrales o infartos.

De hecho, diversos expertos no han encontrado pruebas de ello, por lo que aún es necesario realizar estudios adicionales que confirmen o descarten estos datos.

7. Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

giphy (2).gif

El TDAH es un trastorno que se inicia en la infancia y se caracteriza por dificultades para mantener la atención, hiperactividad o exceso de movimiento e impulsividad o dificultades en el control de los impulsos.

Se ha descubierto que los suplementos de ácidos grasos omega 3 ayudan a aumentar la capacidad de atención y disminuyen los estados de violencia, impulsividad, hiperactividad y agitación.

En un estudio de 6 meses de duración en el que se administraron ácidos grasos omega 3 a varios grupos de niños con TDAH, los síntomas se redujeron en un 47 % de los participantes.

De igual manera, se ha observado que los niños con TDAH presentan unos niveles de omega 3 inferiores a sus compañeros sanos.

8. Cáncer

71582016_sfit_fitbreast1004_py_1_a

El cáncer es una enfermedad grave que se caracteriza por el crecimiento incontrolado de células anormales y es una de las principales causas de muerte en Occidente.

De acuerdo con algunos estudios, aquellas personas que consumen grandes cantidades de omega 3 tienen hasta un 50 % menos de probabilidades de sufrir cáncer de colon.

Asimismo, se ha descubierto que los ácidos grasos omega 3 también disminuyen el riesgo de padecer cáncer de próstata y de mama, aunque los resultados no son del todo concluyentes.

 

Mujer más inteligente con DHA

Mejora los procesos cognitivos

DHA El ácido graso inteligente

Dha, el rey de los omegas para el cerebro

El DHA es el ácido graso más poderoso para mejorar la fluidez de las membranas celulares. Tanto es así, que es llamado ‘el rey de los omegas para el cerebro’.

Algunos de sus propiedades son:

  • Contribuye a un neurodesarrollo y psicomotricidad mejorada.
  • Si estas embarazada mejora la agudeza visual del bebé así como su desarrollo intelectual.
  • Menor número de partos prematuros y mayor peso fetal.
  • Pueden ayudar al tratamiento de problemas relacionados con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), tales como falta de atención, hiperactividad e impulsividad
  • El DHA participa activamente en el crecimiento y desarrollo del sistema nervioso, siendo el cerebro y la retina donde el DHA tiene una activa participación en los procesos de neurogénesis y sinaptogénesis
  • Ayuda a prevenir el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas, particularmente enfermedad de Alzheimer.
  • Consumir DHA te ayudará a tener una mejor memoria
Cerebro

Cerebro

En la prehistoria el ser humano comenzó a consumir pescado rico en DHA y se cree que fue en ese momento cuando se triplicó nuestra inteligencia y se aceleró su proceso evolutivo en todo sentido. Para tener un mayor rendimiento cerebral, como una mejor memoria y mayor facilidad de concentración, se debe llevar una dieta adecuada. Y el cerebro, al igual que los músculos u órganos de nuestro organismo, reacciona a la comida que se ingiere. El cerebro necesita ácidos grasos omega 3 para tener un mejor funcionamiento.

¿Dónde podemos encontrar dha?

-Pescados azules: una de las mejores opciones es el salmón, ya que posee alrededor de 950 mg de DHA por porción. Se recomiendan 200 g 2 veces por semana. También está presente en buenas cantidades en el jurel, atún, anchoa, trucha, anchoveta y sardina, entre otros.

-Frutos secos: especialmente las nueces y almendras.

-Algas: son ricas en ácidos grasos y de hecho son la fuente de donde los pescados obtienen sus omegas. Si no se consiguen frescas o deshidratadas, lo ideal es incluirlas como suplemento. Puede ser chlorella o spirulina, por ejemplo.

-Yema de huevo: se recomiendan huevos de gallinas libres, alimentadas según conceptos de agricultura biodinámica.

Seguramente has escuchado hablar del DHA en los últimos tiempos, pero ¿sabes qué es? ¡Descúbrelo aquí!

DHA desarrollo del cerebro

DHA desarrollo del cerebro

El DHA es un ácido graso esencial del tipo Omega-3 que aporta beneficios al funcionamiento y desarrollo del cerebro, especialmente en la gestación y en la niñez.

Además, mantiene en óptimas condiciones al organismo y, según científicos de la Universidad de California, detiene el deterioro que causa el Alzheimer.

La principal fuente de DHA son las algas unicelulares (Crypthecodinium cohnii) las cuales crecen en los mares fríos y los peces que se alimentan de éstas (anchoas, mero, salmón, atún y sardinas, entre otros).

También las nueces y almendras contienen muy pequeñas cantidades de este ácido graso.

DHA, el ácido graso

En la familia de los ácidos grasos existen los llamados: DHA, ETA y ALA; estos se conocen porque tienen algunos beneficios cardiovasculares importantes: No se pegan a las arterias y, además, tienen poder limpiador.

“Hoy sabemos que el DHA también tiene un efecto importantísimo en el desarrollo cognitivo y visual y en la capacidad de aprender. Además del cuidado que le da a nuestro corazón“, revela la nutrióloga Cecilia García.

Un punto interesante es que la leche materna ofrece grandes cantidades de este ácido graso. También nuestro sistema nervioso es rico en DHA.

Esto porque esta sustancia se encarga de dar flexibilidad a las neuronas y permitir que las sinapsis se produzcan sin ningún problema.

DHA y lo aprendo

DHA y lo aprendo

Consúmelo a cualquier edad

Ingerir suficiente DHA a una edad avanzada, ayudará a prevenir el deterioro del sistema nervioso; pero es más importante consumirlo durante los primeros años de vida, pues es el momento que se aprende todo.

También se recomienda que las mujeres embarazadas o lactantes lo consuman.

“La ingesta diaria recomendada (por el Instituto de Medicina en los Estados Unidos) es de 160 miligramos y una porción de pescado puede cubrir cerca del 40% de ésta”, comenta García.

Ahora, la gente en México consume alrededor del 30% de la recomendación (es un déficit de 111 miligramos diarios).

De manera que para incrementar la ingesta de DHA se pueden consumir dos porciones de pescados de agua fría a la semana, además de algunos aceites vegetales, semillas oleaginosas o alimentos adicionados con el ácido graso.

Omega 3 DHA y sus beneficios para la Salud

DHA Suplemento para la memoria

DHA Suplemento para la memoria

El ácido graso docosahexaenoico, DHA abreviado, es uno de los diferentes ácidos grasos omega 3 y, junto con el eicosapentaenoico o EPA, el más importante para la salud

Propiedades nutricionales y medicinales del ácido graso DHA

Cabe señalar  que las propiedades medicinales del DHA (ácido graso docosahexaenoico) y las del EPA (eicosapentaenoico) son muy similares. Aunque el DHA desempeña un papel fundamental en la formación de las neuronas en los fetos, en especial durante el último trimestre del embarazo.  Por ello se recomienda vigilar que su aporte sea suficiente con la dieta, o bien incluir algún suplemento, en el caso de las embarazadas.

El DHA también interviene en la formación y regeneración de las células de la retina, previniendo con su consumo algunos problemas visuales.

Otro de los beneficios del DHA es su capacidad para facilitar la regeneración de numerosos tejidos del organismo. Por este motivo es importante un aporte adecuado de DHA cuando existen artrosis o incluso úlceras gástricas y se investiga en la actualidad la posible capacidad para ralentizar el avance del Alzheimer si se detecta en las primeras etapas de la enfermedad.

Las propiedades medicinales del DHA compartidas con el EPA son las referentes a la salud del corazón y el sistema circulatoria en general, al mantener los  niveles de colesterol  y triglicéridos en valores óptimos y conservar la flexibilidad de los vasos sanguíneos.

Entre los beneficios del DHA se encuentra su acción antiinflamatoria leve pero mantenida con su consumo regular, que alivia principalmente problemas articulares.

Fuentes de ácidos grasos Omega 3 DHA

Las principales fuentes de DHA son los pescados azules, destacando el atún y el salmón. También se encuentra en algunas algas comestibles. De hecho es de la cadena alimentaria marina de donde obtienen el DHA los pescados.

Consumido con los alimentos resulta casi imposible ingerir DHA en exceso.

Beneficios del alga espirulina

Alga-spirulina-pronat-3

Hoy en día la nueva tendencia de comidas consiste en consumir alimentos veganos, libre de glutten, además de hacer un detox periódico para limpiar al cuerpo de las sustancias dañinas, esto gracias a los diferentes beneficios provocados no sólo en el cuerpo sino en la salud en general.

¿Qué es la espirulina?

La espirulina es un alga unicelular en forma de espiral y de tono azul verdoso, y la cual es usada como suplemento alimenticio gracias a sus proteínas digeribles incluso más que las de la carne roja y algunos otros productos de origen animal que son indispensables en nuestra dieta diaria.

Beneficios de Consumir Alga Espirulina:

  • Al consumirlo aportas un suplemento alimenticio que actúa como anti envejecimiento ya que contiene antioxidantes como betacaroteno beneficiando directamente a la visión.
  • Desintoxica el cuerpo, en el caso de consumir medicamentos que afectan directamente a los riñones.
  • Ayuda a mejorar la flora intestinal y estimula la digestión así como la absorción de alimentos y previene infecciones intstinales.
  • Es un complemento que aporta hierro, vitamina B12, ácido gama linoleico, vitamina E, calcio, fósforo y magnesio.

10 formas sencillas para el cuidado de tus articulaciones

knee-joint-pain

Aquí está una lista de diez de la Fundación de la Artritis con algunas sugerencias sobre cómo proteger sus articulaciones y ayudar a prevenir el dolor articular. 

  1. Mantenga su peso corporal ideal. Cuanto más peso, más tensión que usted está poniendo en sus articulaciones, especialmente en las caderas, rodillas, espalda y pies.
  2. Mueva su cuerpo. El ejercicio protege las articulaciones fortaleciendo los músculos alrededor de ellos. Los músculos fuertes evitan que sus articulaciones se rocen entre sí, desgastando el cartílago. Podemos ayudarle a empezar a trabajar en un programa de ejercicios que trabaja para usted.
  3. Párese derecho. Una buena postura protege las articulaciones en el cuello, espalda, caderas y rodillas.
  4. Use las articulaciones grandes. Al levantar o cargar, use las articulaciones y músculos más grandes y fuertes. Esto le ayudará a evitar lesiones y la tensión en las articulaciones más pequeñas.
  5. Tómese su tiempo. Alterne períodos de actividad intensa, con períodos de descanso. El estrés repetitivo en las articulaciones durante largos períodos de tiempo puede acelerar el desgaste que provoca la artrosis.
  6. Escuche a su cuerpo. Si usted está en el dolor, no lo ignore. El dolor después de la actividad o el ejercicio puede ser una indicación de que ha estresado sus articulaciones.
  7. No sea estático. Cambio de posiciones regularmente disminuye la rigidez en los músculos y las articulaciones.
  8. No sea un guerrero de fin de semana. No se involucre en actividades para las que su cuerpo no está preparado. Inicie nuevas actividades lentamente y con seguridad hasta que sepa cómo su cuerpo va a reaccionar ante ellas. Esto reducirá la probabilidad de lesión.
  9. Use el equipo apropiado. No deje los cascos y muñequeras en casa. Asegúrese de obtener el equipo de seguridad que es cómodo y se ajuste correctamente.
  10. Pida ayuda. No trate de hacer un trabajo que es demasiado grande y que usted no pueda manejar. Consiga otro par de manos para que le ayude.

OMEGA 3 EN EL EMBARAZO

omega 3 y embarazo

Omega 3 y embarazo

Muchas veces hemos escuchado y nos han comentado lo bueno que es tomar Omega 3 durante y después el embarazo y luego suministrárselo a nuestro bebé. Pero ¿sabemos con claridad en que nos ayuda esta sustancia?

El Omega 3 son ácidos grasos esenciales que el organismo humano no puede fabricar, por lo cual deben ser ingeridos a través de nuestra alimentación. Este elemento lo podemos encontrar en ciertas especies marinas como pescados (salmón, jurel o bacalao) y en algunas fuentes vegetales como las semillas de lino, chía, nueces, entre otros.

Pero no todas sus fuentes entregan el mismo tipo de Omega 3 y las mismas propiedades. Por ejemplo el Ácido Eicosapentaenoico (EPA) y el Ácido Docosahexanoico (DHA) son fundamentales para el saludable desarrollo de la visión, el cerebro, el sistema nervioso y el corazón. Las nueces y otras semillas solo proporcionan Ácido Alfa-Linolénico (ALA), que aunque es un ácido graso omega-3, carece de los beneficios anteriormente mencionados.

El consumo de este ácido durante la gestación y posteriormente en la primera infancia, niñez y adolescencia de tu hijo, traerán significativas beneficios, así lo demuestra un creciente grupo de investigaciones que apoyando el rol del DHA del Omega. Pon atención en estos datos:

  • El DHA es importante para el sano desarrollo visual y mental del bebé en el útero y durante la infancia.
  • El bebé en desarrollo recibe DHA de la madre a través de la placenta durante el embarazo.
  • La leche materna es el método óptimo para la alimentación infantil. DHA está siempre presente en la leche materna humana. He aquí la importancia de su uso por parte de la madre durante la lactancia.
  • El cerebro crece rápidamente durante los últimos meses de gestación y durante los primeros años de vida. Esta aceleración del crecimiento corresponde a un período de rápida acumulación de DHA en el cerebro.
  • Los infantes prematuros no tienen tiempo para acumular DHA al mismo nivel que sus homólogos de término, ya que éstos acumulan rápidamente DHA de la madre durante los últimos meses de gestación.
  • Asimismo, investigaciones a nivel mundial, indican que los niños se benefician de una reducción en problemas de comportamiento asociados al síndrome de déficit atencional e hiperactividad. Actualmente el DHA-EPA es recomendado por expertos en niños a partir de las 4 semanas de vida y durante toda la vida.
  • Posee grandes beneficios para nuestra piel, pelo y uñas, evitando su debilitamiento o la aparición de acné.

¿Como incorporamos el Omega 3 en nuestra vida?

Como ya hemos mencionado las especies marinas, especialmente los pescados, son ricas en este tan importante ácido graso (DHA). Pero nuestros hábitos alimenticios no siempre cumplen la regla de incorporarlos de forma constante. He aquí donde el uso de productos como complementos vitamínicos están disponibles hoy en el mercado.

Conociendo la L-CARNITINA y sus beneficios

Bajar de Peso

Bajar de Peso

 

La L-Carnitina no es en el sentido estricto, un aminoácido, ya que su fórmula está más bien relacionada con las vitaminas del complejo B; sin embargo, como a través del tiempo y popularmente se le ha dado aquella denominación la seguiremos catalogando de esa forma.

Por sus características químicas, esta sustancia puede presentar dos versiones de la misma fórmula y la diferencia estriba en la orientación molecular que presente cada una de estas formas, por lo que podemos tener dos tipos de carnitina: la forma L y la Forma D. Solamente la forma de L-Carnitina aparece en fuentes naturales. La D-Carnitina es un inhibidor de las funciones de la L-Carnitina en el cuerpo. Por lo que una mezcla de ambas formas de carnitina se contrapondría a los resultados esperados que solo se pueden obtener con una L-Carnitina.

¿Qué es la L-Carnitina y qué beneficios podemos obtener de ella?

La L-Carnitina es un constituyente natural del organismo humano. Se adquiere con la ingestión de los alimentos, sobre todo de origen animal y puede sintetizarse en hígado y riñón a partir de los aminoácidos esenciales L-Lisina y L-Metionina así como vitamina C, B6, niacina, hierro y diversas enzimas. Cabe destacar que la ausencia de algunos de los componentes antes mencionados llevaría a una deficiencia en la síntesis de L-Carnitina.

A continuación se presenta un cuadro con la proporción de L-Carnitina en algunos alimentos:

TABLA_L_CARNITINA

TABLA_L_CARNITINA

 

Las personas que no consumen carne como los vegetarianos pueden presentar deficiencias de L-Carnitina, ya que como se ve en la tabla anterior los vegetales contienen L-Carnitina en cantidades muy pequeñas contrario a lo que sucede con los alimentos de origen animal cuyo contenido es mucho más alto. Esta carencia podría derivar en un pobre desempeño físico y en casos extremos en algún tipo de enfermedad.

Diversas investigaciones han confirmado los beneficios que el consumo de suplementos con L-Carnitina da a las personas que gustan de hacer ejercicio por periodos prolongados ya que con su consumo pueden presentar mayor resistencia ante el agotamiento y una disminución considerable en el dolor de cuerpo que se presenta después de un periodo de ejercicios.

Una de las primeras cosas que se encuentran sobre la L-Carnitina es su propiedad adelgazante. En realidad es un buen elemento para perder peso. Por tanto, la visión que debemos tener ante la L Carnitina es como todo: si se acompaña de una dieta sana y equilibrada, es posible que funcione, pero por sí sola no adelgaza.

¿Por qué el consumo de L-Carnitina produce estos beneficios?

La L-Carnitina tiene una función muy importante dentro de nuestro organismo que es la de actuar como un transporte para los ácidos grasos de cadena larga e introducirlas dentro de la mitocondria (esta es una estructura celular encargada de la producción de energía que el cuerpo requiere para sus funciones). Ya en su interior las cadenas de grasa participan en el proceso metabólico llamado ß-oxidación donde las cadenas de grasa son rotas y transformadas en grupos que reciben el nombre de Acetil CoA, de esta forma entran al proceso denominado Ciclo de Krebs de donde el resultado obtenido es ATP (Adenosin trifosfato) que en otras palabras significa energía para nuestro cuerpo, el proceso de transformar las moléculas de grasa en energía recibe el nombre de oxidación de los ácidos grasos. Esta energía es vital para todo el organismo, nos permite tener más resistencia para las actividades diarias.

La L-Carnitina juega otros papeles muy importantes como es la disminución de Ácido Láctico el cual es producido y acumulado por el cuerpo durante el ejercicio y según se cree, provoca cansancio y por lo tanto menor rendimiento en los deportistas. Otra de las funciones es que ayuda a eliminar toxinas, como la Amonia que es un subproducto de la degradación de las proteínas y es producida durante el ejercicio. La Amonia, con ayuda de la Carnitina, es transformada en Urea para así poder ser eliminados a través de la orina.

Otro importante beneficio que se obtiene de la L- Carnitina, es en la nutrición de las mujeres embarazadas a las cuales apoya en esta etapa de fuertes requerimientos en la que normalmente sus niveles de esta sustancia son bajos. La L-Carnitina puede considerarse como nutriente esencial para los recién nacidos ya que la biosíntesis de esta en sus organismos no se ha desarrollado completamente, por lo que una leche enriquecida con L-Carnitina ayudaría a que no tenga acumulación de ácidos grasos. La L-Carnitina también puede ser benéfica en la reducción de peso, ya que limita la acumulación de grasa en tejido y sangre, particularmente cuando la cantidad de lípidos es elevada como es el caso de las personas con sobrepeso que requieren un mayor aporte de esta sustancia; se ha observado que una dosis de 2 gramos/día de L-Carnitina incrementa la utilización de grasa en músculo. Utilizada en personas obesas junto con una dieta reducida en calorías y ejercicios moderados, la L-Carnitina lleva a una mayor pérdida de peso y a la reducción en los niveles de azúcar en la sangre y en la presión arterial. Esta reducción en los azúcares no implica riesgo alguno en los diabéticos, por el contrario, los ayuda a mantener niveles adecuados de glucosa sin interferir en los tratamientos alopáticos que se recomiendan para el control de esta enfermedad.

También puede brindar ayuda en los procesos inmunológicos ya que estos se caracterizan por un alto ritmo de división de células y síntesis para lo cual se requiere de mucha energía. Los leucocitos (glóbulos blancos) son ricos en L-Carnitina y esto es una primera indicación del significado de esta en los procesos inmunológicos. Las personas con problemas inmunológicos muestran niveles reducidos de L-Carnitina en el plasma, recuentos inferiores en linfocitos y reducciones en los niveles de L-Carnitina en leucocitos. Un suplemento con L-Carnitina produce una mejora general del sistema inmunológico promoviendo la proliferación de linfocitos y monocitos (esto es conveniente ya que ambos son dos tipos de glóbulos blancos. El primero entre otras funciones es el encargado de la producción de anticuerpos; el segundo participa en la fagocitosis que es el proceso en donde los glóbulos blancos reconocen a agentes extraños en el organismo y proceden a su eliminación). La fertilidad masculina también se ve beneficiada por la L-Carnitina ya que en el esperma se encuentran grandes concentraciones de este compuesto y su metabolito Acetil L-Carnitina y ambos juegan un papel decisivo en el metabolismo energético del esperma. La concentración de la L-Carnitina en el semen está íntimamente relacionada con la calidad del esperma.

La L-Carnitina juega un papel importante para el funcionamiento del corazón ya que nuestro músculo cardíaco utiliza el 70% aproximadamente de la energía que se produce en nuestro cuerpo. Esta energía se obtiene de la oxidación de los ácidos grasos. Esto resulta favorable para las personas que gustan del deporte, porque les proporciona energía y limita la cantidad de grasa que suele envolver a este músculo.

En diversos estudios se ha demostrado que aquellas personas que presentan enfermedades cardiovasculares agregando a su dieta suplementos con L-Carnitina aumenta su fuerza y resistencia mejorando así su calidad de vida y favoreciendo la disminución de las molestias causadas por su enfermedad.

En otras enfermedades en las cuales puede beneficiar la L-Carnitina es en cirrosis, diabetes, padecimientos de hígado y riñón. La participación de la L-Carnitina es variada; es decir, en el riñón ayuda a que la diálisis sea satisfactoria. Como durante la diálisis se pierde L-Carnitina, es recomendable tomar un suplemento de esta para que su deficiencia no lleve a padecer otros trastornos como debilidad, calambres, etc. En enfermedades como la cirrosis y la diabetes, el beneficio que se obtiene de la L-Carnitina es que no permite la acumulación de grasas. Para este tipo de enfermedades se han probado dosis que van de 1 a 2 g por día presentando resultados satisfactorios. La L-Carnitina puede ser tomada por todas las personas sin importar la edad que tengan ya que hasta el momento no se ha encontrado toxicidad alguna, incluso a grandes dosis. El único efecto adverso que se ha encontrado en dosis de 15 gramos o más por día, es la aparición de diarrea, que desaparece cuando se suspende la ingesta de este nutriente.

Debido a la inocuidad de la L-Carnitina, es recomendable utilizarla en combinación con otros suplementos alimenticios con lo que se puede obtener excelentes resultados tales como:

Lecitina de Soya, Omega-3, Alga Spirulina, Nopal Deshidratado.

Ácidos grasos Omega 3:Una visión amplia de sus beneficios

pescado

La ingesta de ácidos grasos omega 3 tiene una fuerte relación con la salud

Las primeras observaciones del papel indispensable para la salud de los ácidos grasos omega 3 comienzan en 1929, cuando se descubrió la menor probabilidad de enfermar o morir por enfermedades cardiovasculares en poblaciones como los esquimales que tenían altos consumos de estos ácidos grasos (alrededor de 3 g por cada 1000 kcal) (Von Schacky, 1987). El contenido total de grasa y de ácidos grasos omega 3 es mayor en pescados de aguas frías  (salmón, arenque, sardina y macarela), por ejemplo, 100g de carne de salmón contiene 600 mg del ácido graso omega 3 eicosapentaenoico (EPA-por sus siglas en inglés) y 1200 mg de ácido graso omega 3 docosahexaenoico (DHA-por sus siglas en inglés), mientras que 5 gramos de aceite de salmón contiene 600mg de EPA y  900 mg de DHA.

La ingesta de ácidos grasos omega 3 tiene una fuerte relación con la salud cardiovascular, un estudio (meta-análisis) con 7951 personas quienes consumieron diariamente de 0.3 a 6g de EPA  y de 0.6 a 3.7g de DHA, concluyó con una reducción de la mortalidad total en 21%, en el infarto agudo del miocardio en un 30% y la muerte súbita diminuyó 40% (Bucher et al, 2002). Desde el año 1996 se ha documentado reducción en la mortalidad cardíaca asociado a la ingesta de ácidos grasos omega 3 que va de 42% a 67%, cabe destacar que 4 g de estos ácidos grasos durante cuatro meses, producen una reducción del 45% en los triglicéridos totales (Harris et al, 1997), es bien sabido que el aumento de los triglicéridos es un riesgo para padecer aterosclerosis o acumulación de grasas en arterias.

Sobre la prevención del cáncer se han realizado estudios de seguimiento desde 4 a 21 años y han demostrado que en los países donde se consume en promedio 0.5 y 1.5 g de omega 3 al día hay una reducción en el riesgo de cáncer de mama en 30% y una disminución significativa (60%) en el cáncer de próstata (Terry et al, 2003).

La inflamación es una respuesta inespecífica a las agresiones traumáticas, microbianas y químicas en donde se acumulan fluidos y anticuerpos, por ejemplo, la inflamación postquirúrgica. El consumo de omega 3 (DHA y EPA) promueve que estos ácidos grasos compiten a nivel celular con otro ácido graso , el araquidónico (que favorece la inflamación) por lo que se promueve un efecto antiinflamatorio en el organismo (Furst et al, 2000), por lo anterior diversos estudios apoyan el uso de ácidos grasos omega 3 en enfermedades inflamatorias como la enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, la artritis reumatoide, psoriasis, el lupus eritematoso, esclerosis múltiple, migrañas, y pancreatitis aguda (Gil, 2002).

Los ácidos grasos omega 3 se encuentran además en el tejido nervioso, que es el segundo, después del tejido adiposo, en concentrar ácidos grasos omega 3, en donde uno de ellos, el DHA ocupa hasta el 50% del tejido cerebral (Maes et al, 1999), los ácidos grasos omega 3 se acumulan en el cerebro y en la retina desde la gestación y son un componente importante en las membranas de las neuronas y de la retina (Carlson, 2009). Se recomienda utilizar 300 mg de DHA en etapas como el embarazo y lactancia (Simopoulus et al, 1999). Se ha demostrado que quienes tienen bajas concentraciones de ácidos grasos omega 3 y bajos consumos de pescado, tienen relación con ciertas alteraciones psiquiátricas como la depresión (Maes et al, 1999). En adultos mayores los omega 3 pueden prevenir la aparición de enfermedades como demencia o alzheimer (Yazawa, 1996; Kyle et al, 1999).

La Organización Mundial de la Salud recomienda un consumo de  EPA y DHA respectivamente de 300 mg y 500 mg al día en la población general que suman 800 mg de ácidos grasos omega 3 y se recomienda llegar a 1 gramo en el consumo de ácidos grasos omega 3 totales en personas con antecedentes de enfermedad coronaria (WHO. 2007).

L.N.H. Rodrigo Mancilla Morales.