15 beneficios del omega 3 que no te puedes perder (parte 1)

female hands with small red heart

Beneficios del Omega 3

Los ácidos grasos omega 3 son un tipo de grasa esencial para el correcto funcionamiento del organismo.

Se pueden obtener a través del consumo de alimentos de origen vegetal y animal y sus efectos positivos en la salud son numerosos e importantes: contra el hígado graso, las enfermedades cardíacas y el síndrome metabólico, un mejor desarrollo del feto, para la vista…

Hoy, te invito a conocer 15 beneficios de los ácidos grasos omega 3 respaldados por la ciencia que te ayudarán a proteger tu salud y la de tu familia.

¿Qué es el omega 3?

 

El omega 3, o ácidos grasos omega 3, es una familia de ácidos grasos esenciales denominados así porque no pueden ser sintetizados por el organismo humano (1).

Son necesarios para las funciones vitales y la única forma de obtenerlos es a través de la alimentación.

Los ácidos grasos omega 3 son grasas poliinsaturadas, es decir, compuestas por varios dobles enlaces, y se clasifican principalmente en 3 ácidos grasos:

  • ALA: ácido alfa-linolénico.
    Se encuentra mayormente en alimentos de origen vegetal y necesita ser convertido en EPA o DHA para poder ser utilizado por el organismo.
    a
  • DHA: ácido docosahexaenoico.
    Se encuentra mayormente en alimentos de origen animal y es fundamental para el desarrollo del cerebro.
    a
  • EPA: ácido eicosapentaenoico.
    Se encuentra mayormente en alimentos de origen animal y puede reducir la inflamación.

¿Para qué sirve el omega 3?

vitami

Los ácidos grasos omega 3 tienen varios fines.

Son moléculas estructurales que se encuentran en las membranas celulares, especialmente en el cerebro y su consumo está asociado a una mejor salud neurológica, a la disminución de la depresión y a un menor riesgo de demencia (1).

Asimismo, también juegan un papel esencial en otros procesos celulares como lainflamación, la inmunidad y la coagulación sanguínea (2).

Veamos con más detalle qué beneficios aporta la ingesta de ácidos grasos omega 3 a la salud del cuerpo y el organismo.

15 beneficios del omega 3

1. Síndrome metabólico

sindrome-metabolico

El síndrome metabólico es un conjunto de síntomas que aumentan significativamente el riesgo de padecer diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Algunos de estos síntomas incluyen:

  • Hipertensión: tensión arterial elevada.
  • Hipertrigliceridemia: niveles altos de triglicéridos.
  • Hiperglucemia en ayunas: niveles altos de glucosa en ayunas.
  • Obesidad abdominal: exceso de grasa abdominal.
  • Niveles bajos de colesterol HDL.

De acuerdo con los datos proporcionados por las investigaciones, aumentar el consumo de ácidos grasos omega 3 reduce los niveles de colesterol y triglicéridos, previene la aparición de coágulos en las arterias y reduce la tensión arterial (3).

2. Hígado graso

higado

La enfermedad de hígado graso, o esteatosis hepática, es una enfermedad caracterizada por la acumulación de grasa y triglicéridos en las células del hígado.

Se trata de una de las principales causas de enfermedades hepáticas tanto en niños como en adultos y se debe a un trastorno de resistencia a la insulina en el que el hígado produce un exceso de glucosa y triglicéridos.

Existen evidencias científicas de que la suplementación con omega 3 o la ingesta de alimentos ricos en omega 3 disminuyen la acumulación de grasa en el hígado y la inflamación causada por esta dolencia en personas con hígado graso.

3. Desarrollo cerebral del feto

giphy

Tal y como he mencionado anteriormente, los ácidos grasos omega 3 forman parte de la estructura del cerebro humano y de la retina y, por eso, son fundamentales durante el periodo de gestación del feto.

Los expertos han concluido que la dieta de la madre antes de la concepción del bebé es esencial para determinar la clase de grasas que se acumularán en los tejidos del feto, puesto que los ácidos grasos omega 3 pasan a este a través de la placenta (1).

Obtener unos niveles elevados de omega 3 durante el embarazo aporta numerosos e importantes beneficios al niño, entre los que se incluyen (6, 7):

Por el contrario, la falta o carencia de omega 3 está asociada a problemas en la vista, menores niveles de inteligencia y mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

4. Dolores menstruales

Girl with stomach ache sitting on bed

Girl with stomach ache sitting on bed

La dismenorrea es el nombre que recibe la menstruación dolorosa en la mujer.

El dolor, causado por las contracciones que provocan los cambios hormonales antes del periodo menstrual, ocurre en la parte baja del abdomen y la pelvis y, a veces, se refleja también en la parte baja de la espalda.

Se ha demostrado que el consumo de alimentos ricos en omega 3 o suplementos de omega 3 reduce notablemente el dolor causado por la menstruación e incluso resulta más eficaz que el fármaco antiinflamatorio ibuprofeno.

5. Depresión y ansiedad

giphy-1

La depresión es un trastorno mental caracterizado por la pérdida de interés en la vida y en las actividades diarias, por un estado anímico bajo y por un sentimiento de tristeza y fatiga.

Por otro lado, la ansiedad es también un trastorno mental que consiste en una excesiva y permanente preocupación, miedo y nerviosismo.

De acuerdo con varios estudios, la ingesta de ácidos grasos omega 3 puede reducir considerablemente los síntomas asociados a la depresión y la ansiedad.

Asimismo, de las 3 clases principales de omega 3 que existen, el denominado EPA resulta ser el más eficaz a la hora de tratar la depresión y parece ser incluso más eficaz que el fármaco antidepresivo Prozac .

6. Enfermedades cardiovasculares

 

ginebra

Numerosos estudios han encontrado evidencias de que un aumento en el consumo de ácidos grasos omega 3 mejora los marcadores que promueven la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Estos son algunos de los efectos positivos del omega 3 en el organismo:

  • Previene la formación de coágulos de sangre al evitar que las plaquetas se acumulen.
  • Reduce los niveles de tensión arterial en personas hipertensas.
  • Disminuye la producción de ciertas sustancias que se segregan ante una respuesta inflamatoria.
  • Reduce los triglicéridos y aumenta el colesterol HDL.
  • Previene la placa que tapona y endurece las arterias.

No obstante, que el omega 3 mejore los factores de riesgo de enfermedades cardíacas no significa que su consumo pueda prevenir derrames cerebrales o infartos.

De hecho, diversos expertos no han encontrado pruebas de ello, por lo que aún es necesario realizar estudios adicionales que confirmen o descarten estos datos.

7. Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

giphy (2).gif

El TDAH es un trastorno que se inicia en la infancia y se caracteriza por dificultades para mantener la atención, hiperactividad o exceso de movimiento e impulsividad o dificultades en el control de los impulsos.

Se ha descubierto que los suplementos de ácidos grasos omega 3 ayudan a aumentar la capacidad de atención y disminuyen los estados de violencia, impulsividad, hiperactividad y agitación.

En un estudio de 6 meses de duración en el que se administraron ácidos grasos omega 3 a varios grupos de niños con TDAH, los síntomas se redujeron en un 47 % de los participantes.

De igual manera, se ha observado que los niños con TDAH presentan unos niveles de omega 3 inferiores a sus compañeros sanos.

8. Cáncer

71582016_sfit_fitbreast1004_py_1_a

El cáncer es una enfermedad grave que se caracteriza por el crecimiento incontrolado de células anormales y es una de las principales causas de muerte en Occidente.

De acuerdo con algunos estudios, aquellas personas que consumen grandes cantidades de omega 3 tienen hasta un 50 % menos de probabilidades de sufrir cáncer de colon.

Asimismo, se ha descubierto que los ácidos grasos omega 3 también disminuyen el riesgo de padecer cáncer de próstata y de mama, aunque los resultados no son del todo concluyentes.

 

Mujer más inteligente con DHA

Mejora los procesos cognitivos

DHA El ácido graso inteligente

Dha, el rey de los omegas para el cerebro

El DHA es el ácido graso más poderoso para mejorar la fluidez de las membranas celulares. Tanto es así, que es llamado ‘el rey de los omegas para el cerebro’.

Algunos de sus propiedades son:

  • Contribuye a un neurodesarrollo y psicomotricidad mejorada.
  • Si estas embarazada mejora la agudeza visual del bebé así como su desarrollo intelectual.
  • Menor número de partos prematuros y mayor peso fetal.
  • Pueden ayudar al tratamiento de problemas relacionados con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), tales como falta de atención, hiperactividad e impulsividad
  • El DHA participa activamente en el crecimiento y desarrollo del sistema nervioso, siendo el cerebro y la retina donde el DHA tiene una activa participación en los procesos de neurogénesis y sinaptogénesis
  • Ayuda a prevenir el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas, particularmente enfermedad de Alzheimer.
  • Consumir DHA te ayudará a tener una mejor memoria
Cerebro

Cerebro

En la prehistoria el ser humano comenzó a consumir pescado rico en DHA y se cree que fue en ese momento cuando se triplicó nuestra inteligencia y se aceleró su proceso evolutivo en todo sentido. Para tener un mayor rendimiento cerebral, como una mejor memoria y mayor facilidad de concentración, se debe llevar una dieta adecuada. Y el cerebro, al igual que los músculos u órganos de nuestro organismo, reacciona a la comida que se ingiere. El cerebro necesita ácidos grasos omega 3 para tener un mejor funcionamiento.

¿Dónde podemos encontrar dha?

-Pescados azules: una de las mejores opciones es el salmón, ya que posee alrededor de 950 mg de DHA por porción. Se recomiendan 200 g 2 veces por semana. También está presente en buenas cantidades en el jurel, atún, anchoa, trucha, anchoveta y sardina, entre otros.

-Frutos secos: especialmente las nueces y almendras.

-Algas: son ricas en ácidos grasos y de hecho son la fuente de donde los pescados obtienen sus omegas. Si no se consiguen frescas o deshidratadas, lo ideal es incluirlas como suplemento. Puede ser chlorella o spirulina, por ejemplo.

-Yema de huevo: se recomiendan huevos de gallinas libres, alimentadas según conceptos de agricultura biodinámica.

Seguramente has escuchado hablar del DHA en los últimos tiempos, pero ¿sabes qué es? ¡Descúbrelo aquí!

DHA desarrollo del cerebro

DHA desarrollo del cerebro

El DHA es un ácido graso esencial del tipo Omega-3 que aporta beneficios al funcionamiento y desarrollo del cerebro, especialmente en la gestación y en la niñez.

Además, mantiene en óptimas condiciones al organismo y, según científicos de la Universidad de California, detiene el deterioro que causa el Alzheimer.

La principal fuente de DHA son las algas unicelulares (Crypthecodinium cohnii) las cuales crecen en los mares fríos y los peces que se alimentan de éstas (anchoas, mero, salmón, atún y sardinas, entre otros).

También las nueces y almendras contienen muy pequeñas cantidades de este ácido graso.

DHA, el ácido graso

En la familia de los ácidos grasos existen los llamados: DHA, ETA y ALA; estos se conocen porque tienen algunos beneficios cardiovasculares importantes: No se pegan a las arterias y, además, tienen poder limpiador.

“Hoy sabemos que el DHA también tiene un efecto importantísimo en el desarrollo cognitivo y visual y en la capacidad de aprender. Además del cuidado que le da a nuestro corazón“, revela la nutrióloga Cecilia García.

Un punto interesante es que la leche materna ofrece grandes cantidades de este ácido graso. También nuestro sistema nervioso es rico en DHA.

Esto porque esta sustancia se encarga de dar flexibilidad a las neuronas y permitir que las sinapsis se produzcan sin ningún problema.

DHA y lo aprendo

DHA y lo aprendo

Consúmelo a cualquier edad

Ingerir suficiente DHA a una edad avanzada, ayudará a prevenir el deterioro del sistema nervioso; pero es más importante consumirlo durante los primeros años de vida, pues es el momento que se aprende todo.

También se recomienda que las mujeres embarazadas o lactantes lo consuman.

“La ingesta diaria recomendada (por el Instituto de Medicina en los Estados Unidos) es de 160 miligramos y una porción de pescado puede cubrir cerca del 40% de ésta”, comenta García.

Ahora, la gente en México consume alrededor del 30% de la recomendación (es un déficit de 111 miligramos diarios).

De manera que para incrementar la ingesta de DHA se pueden consumir dos porciones de pescados de agua fría a la semana, además de algunos aceites vegetales, semillas oleaginosas o alimentos adicionados con el ácido graso.

Omega 3 DHA y sus beneficios para la Salud

DHA Suplemento para la memoria

DHA Suplemento para la memoria

El ácido graso docosahexaenoico, DHA abreviado, es uno de los diferentes ácidos grasos omega 3 y, junto con el eicosapentaenoico o EPA, el más importante para la salud

Propiedades nutricionales y medicinales del ácido graso DHA

Cabe señalar  que las propiedades medicinales del DHA (ácido graso docosahexaenoico) y las del EPA (eicosapentaenoico) son muy similares. Aunque el DHA desempeña un papel fundamental en la formación de las neuronas en los fetos, en especial durante el último trimestre del embarazo.  Por ello se recomienda vigilar que su aporte sea suficiente con la dieta, o bien incluir algún suplemento, en el caso de las embarazadas.

El DHA también interviene en la formación y regeneración de las células de la retina, previniendo con su consumo algunos problemas visuales.

Otro de los beneficios del DHA es su capacidad para facilitar la regeneración de numerosos tejidos del organismo. Por este motivo es importante un aporte adecuado de DHA cuando existen artrosis o incluso úlceras gástricas y se investiga en la actualidad la posible capacidad para ralentizar el avance del Alzheimer si se detecta en las primeras etapas de la enfermedad.

Las propiedades medicinales del DHA compartidas con el EPA son las referentes a la salud del corazón y el sistema circulatoria en general, al mantener los  niveles de colesterol  y triglicéridos en valores óptimos y conservar la flexibilidad de los vasos sanguíneos.

Entre los beneficios del DHA se encuentra su acción antiinflamatoria leve pero mantenida con su consumo regular, que alivia principalmente problemas articulares.

Fuentes de ácidos grasos Omega 3 DHA

Las principales fuentes de DHA son los pescados azules, destacando el atún y el salmón. También se encuentra en algunas algas comestibles. De hecho es de la cadena alimentaria marina de donde obtienen el DHA los pescados.

Consumido con los alimentos resulta casi imposible ingerir DHA en exceso.

Omega 3 en el embarazo

Que-alimentos-consumir-durante-el-embarazo-2

Muchas veces hemos escuchado y nos han comentado lo bueno que es tomar Omega 3 durante y después el embarazo y luego suministrárselo a nuestro bebé. Pero ¿sabemos con claridad en que nos ayuda esta sustancia?

El Omega 3 son ácidos grasos esenciales que el organismo humano no puede fabricar, por lo cual deben ser ingeridos a través de nuestra alimentación. Este elemento lo podemos encontrar en ciertas especies marinas como pescados (salmón, jurel o bacalao) y en algunas fuentes vegetales como las semillas de lino, chía, nueces, entre otros.

Pero no todas sus fuentes entregan el mismo tipo de Omega 3 y las mismas propiedades. Por ejemplo el Ácido Eicosapentaenoico (EPA) y el Ácido Docosahexanoico (DHA) son fundamentales para el saludable desarrollo de la visión, el cerebro, el sistema nervioso y el corazón. Las nueces y otras semillas solo proporcionan Ácido Alfa-Linolénico (ALA), que aunque es un ácido graso omega-3, carece de los beneficios anteriormente mencionados.

El consumo de este ácido durante la gestación y posteriormente en la primera infancia, niñez y adolescencia de tu hijo, traerán significativas beneficios, así lo demuestra un creciente grupo de investigaciones que apoyan el rol del DHA del Omega. Pon atención en estos datos:

  • El DHA es importante para el sano desarrollo visual y mental del bebé en el útero y durante la infancia.
  • El bebé en desarrollo recibe DHA de la madre a través de la placenta durante el embarazo.
  • La leche materna es el método óptimo para la alimentación infantil. DHA está siempre presente en la leche materna humana. He aquí la importancia de su uso por parte de la madre durante la lactancia.
  • El cerebro crece rápidamente durante los últimos meses de gestación y durante los primeros años de vida. Esta aceleración del crecimiento corresponde a un período de rápida acumulación de DHA en el cerebro.
  • Los infantes prematuros no tienen tiempo para acumular DHA al mismo nivel que sus homólogos de término, ya que éstos acumulan rápidamente DHA de la madre durante los últimos meses de gestación.
  • Asimismo, investigaciones a nivel mundial, indican que los niños se benefician de una reducción en problemas de comportamiento asociados al síndrome de déficit atencional e hiperactividad. Actualmente el DHA-EPA es recomendado por expertos en niños a partir de las 4 semanas de vida y durante toda la vida.
  • Posee grandes beneficios para nuestra piel, pelo y uñas, evitando su debilitamiento o la aparición de acné.

¿Cómo incorporamos el Omega 3 en nuestra vida?

Como ya hemos mencionado las especies marinas, especialmente los pescados, son ricas en este tan importante ácido graso (DHA). Pero nuestros hábitos alimenticios no siempre cumplen la regla de incorporarlos de forma constante. He aquí donde el uso de productos como complementos vitamínicos están disponibles hoy en el mercado.

Este importante complemento a nuestra alimentación, posee cualidades de gran significación como ser libre de metales pesados, propios de las especies marinas (tales como mercurio, plomo, y arsénico). Esto se debe a que las partículas de aceite se encuentran encapsuladas y no libres, lo que a su vez permite un agradable sabor y olor.

OMEGA 3 EN EL EMBARAZO

omega 3 y embarazo

Omega 3 y embarazo

Muchas veces hemos escuchado y nos han comentado lo bueno que es tomar Omega 3 durante y después el embarazo y luego suministrárselo a nuestro bebé. Pero ¿sabemos con claridad en que nos ayuda esta sustancia?

El Omega 3 son ácidos grasos esenciales que el organismo humano no puede fabricar, por lo cual deben ser ingeridos a través de nuestra alimentación. Este elemento lo podemos encontrar en ciertas especies marinas como pescados (salmón, jurel o bacalao) y en algunas fuentes vegetales como las semillas de lino, chía, nueces, entre otros.

Pero no todas sus fuentes entregan el mismo tipo de Omega 3 y las mismas propiedades. Por ejemplo el Ácido Eicosapentaenoico (EPA) y el Ácido Docosahexanoico (DHA) son fundamentales para el saludable desarrollo de la visión, el cerebro, el sistema nervioso y el corazón. Las nueces y otras semillas solo proporcionan Ácido Alfa-Linolénico (ALA), que aunque es un ácido graso omega-3, carece de los beneficios anteriormente mencionados.

El consumo de este ácido durante la gestación y posteriormente en la primera infancia, niñez y adolescencia de tu hijo, traerán significativas beneficios, así lo demuestra un creciente grupo de investigaciones que apoyando el rol del DHA del Omega. Pon atención en estos datos:

  • El DHA es importante para el sano desarrollo visual y mental del bebé en el útero y durante la infancia.
  • El bebé en desarrollo recibe DHA de la madre a través de la placenta durante el embarazo.
  • La leche materna es el método óptimo para la alimentación infantil. DHA está siempre presente en la leche materna humana. He aquí la importancia de su uso por parte de la madre durante la lactancia.
  • El cerebro crece rápidamente durante los últimos meses de gestación y durante los primeros años de vida. Esta aceleración del crecimiento corresponde a un período de rápida acumulación de DHA en el cerebro.
  • Los infantes prematuros no tienen tiempo para acumular DHA al mismo nivel que sus homólogos de término, ya que éstos acumulan rápidamente DHA de la madre durante los últimos meses de gestación.
  • Asimismo, investigaciones a nivel mundial, indican que los niños se benefician de una reducción en problemas de comportamiento asociados al síndrome de déficit atencional e hiperactividad. Actualmente el DHA-EPA es recomendado por expertos en niños a partir de las 4 semanas de vida y durante toda la vida.
  • Posee grandes beneficios para nuestra piel, pelo y uñas, evitando su debilitamiento o la aparición de acné.

¿Como incorporamos el Omega 3 en nuestra vida?

Como ya hemos mencionado las especies marinas, especialmente los pescados, son ricas en este tan importante ácido graso (DHA). Pero nuestros hábitos alimenticios no siempre cumplen la regla de incorporarlos de forma constante. He aquí donde el uso de productos como complementos vitamínicos están disponibles hoy en el mercado.

DIABETES GESTACIONAL

Diabetes gestacional

La diabetes es una enfermedad crónica incurable es decir  de larga duración y que requiere  tratamientos y cuidados médicos constantes, principalmente requiere monitorear el contenido  de glucosa en sangre. En México según la encuesta nacional de salud (ENSANUT) del 2012, los adultos (mayores de 20 años) tienen una prevalencia de 9.2%, la cual ha incrementado 2% desde el 2006. Más de 80 mil mexicanos fallecieron el año pasado a causa de la diabetes y se esperan cifras similares para este año (José Narro-La Jornada 10/abril/2013).

 La diabetes gestacional es la intolerancia a la glucosa durante el embarazo y puede ser temporal o inclusive puede ser factor de alto riesgo para desarrollar diabetes de manera permanente. Las recomendaciones para conocer el estado de salud incluyen evaluación, diagnóstico y tratamiento.

 En lugar de detectar síntomas se sugiere realizar una evaluación de los factores de riesgo para diabetes gestacional en la mujer embarazada, estos son: ser mayor de 25 años, menor de 25 años y tener sobrepeso, antecedentes familiares de diabetes, además se debe realizar una prueba en la semana 24 a 28 de gestación para verificar el nivel de glucosa.

Durante el embarazo la prueba adecuada para detectarla es la “prueba de tolerancia oral a la glucosa” que se realiza con la ingestión de 100 gramos de glucosa en la semana 24 a 28 de gestación. De igual manera las personas que tuvieron diabetes gestacional se deberían realizar otra prueba de “tolerancia oral a la glucosa” durante las semana 6 a 12 después del parto en donde se utilizará el criterio para el diagnóstico en personas normales. 

 Para realizar un diagnóstico durante el embarazo, en general se deben encontrar 2 de estos valores alterados en la prueba de tolerancia oral a la glucosa (Norma oficial mexicana): 

 

  • Glucosa en ayuno igual o mayor a 105mg/dl
  • Glucosa después de una hora igual o mayor a 190mg/dl
  • Glucosa después de 2 horas igual o mayor a 165mg/dl
  •  Glucosa después de 3 horas igual o mayor a 145mg/dl

Para prevenir el desarrollo de diabetes tipo II se recomienda que antes de un embarazo se mantenga un peso adecuado, de lo contrario se sugiere la pérdida de peso, realización de ejercicio (150 min/semana),  incrementar la ingesta de fibra, disminuir la ingesta de grasa especialmente la saturada o grasa de origen animal y de azúcares como jugos o refrescos. 

 

En el caso de diagnosticar diabetes gestacional se sugiere controlar la ganancia de peso de acuerdo al estado físico de cada persona, es básico llevar un plan de alimentación prescrito por un nutriólogo para controlar el metabolismo. El objetivo es mantenerse dentro de las cifras siguientes:

  • Glucosa en ayuno menor a 95 mg/dl
  • Glucosa después de 1 hora de comida menor o igual a 140 mg/dl
  • Glucosa después de 2 horas de comida menor o igual a 120 mg/dl

Algunos de los riesgos de la diabetes gestacional para el feto son los siguientes:

 

  • Bebes de mayor peso y tamaño al nacer por efecto de la producción de insulina y que al nacer puede tener riesgo de luxaciones de hombro, fracturas de clavícula etc.
  • Mayor riesgo de disminución de la glucosa en sangre varios días después del nacimiento: se podría reflejar en síntomas como coloración azul, temblores o incluso convulsiones.
  • Un mal control de la glucosa puede incrementar el riesgo de muerte intrauterina 
  •  Los bebes hijos de madres que padecieron diabetes gestacional tienen mayor riesgo en el futuro de tener diabetes.

 

·         Problemas respiratorios si además se asocia la diabetes gestacional con hipertensión arterial

Riesgos para la madre con diabetes gestacional: 

 

·         Mayor riesgo de preclampsia y eclampsia (presión elevada durante el embarazo)

·         Mayor costo a causa de tratamientos y monitoreos

·   El 25% de mujeres suele desarrollar diabetes después de haber padecido diabetes gestacional.

Nutrición en el adulto mayor

Nutrición en el adulto mayor

Nutrición en el adulto mayor

 

Aunque ningún nutrimento logra retrasar el proceso de envejecimiento la dieta influye en el proceso de longevidad, promoviendo un envejecimiento activo.

La mejor calidad de vida de la población ha contribuido a aumentar la esperanza de vida de la población, este aspecto además de la disminución de la natalidad de la población, da lugar a una mayor cantidad de adultos mayores para los siguientes años (Aranceta, 2000).

El aumento en la esperanza de vida trae consigo un aumento de la prevalencia de enfermedades crónico degenerativas en esta población, como son obesidad, diabetes, hipertensión y cáncer, entre otras. Las enfermedades de mayor incidencia letal son las cardiovasculares, el cáncer, respiratorias, suicidios y accidentes, en muchos casos secundarios a procesos como osteoporosis y depresión. La mejoría en atención sanitaria y el seguimiento de un plan de alimentación puede contribuir a incrementar la esperanza de vida, con menor prevalencias de incapacidad (Aranceta, 200).

El adulto mayor también puede estar en riesgo de desnutrición, algunos factores que predisponen a la desnutrición son:

  • Psicológicos: Apatía, enfermedades crónicas, medicamentos, alcoholismo, falta de conocimiento nutricional, hábitos alimentarios.,
  • Fisiológicos: Son la pérdida de dientes, la pérdida de los sentidos como el gusto y el olfato, el deterioro de la secreción de saliva, la disminución de la producción de ácido gástrico, disminución de las enzimas digestivas y de la bilis (que se utiliza en la digestión de grasas), disminuye la fuerza y la coordinación muscular.
  • Ambientales: Pérdida de la pareja, abandono familiar, institucionalización en asilos, jubilación.

En esta etapa disminuye la masa, calidad y fuerza muscular, condiciones que están dadas por la pérdida del músculo esquelético. Se ha visto que se pierden hasta 3 kilos de masa magra por década, sin embargo si se mantiene la actividad física, la reducción puede no ser tan marcada (Stanga, 2009; MacPhee et al 2006; Phillips, 2003; Wiemert, 2007).

Nutricionalmente es muy importante el consumo adecuado de proteína de alto valor biológico (25-30g) por lo menos 3 veces al día, se ha comprobado que más de 30 gramos en un solo tiempo de comida al día (como en casos donde la comida es la única fuente de proteínas) no mantiene una adecuada síntesis proteica muscular (Symons et al, 2009). En caso de padecer algún problema de tipo masticatorio se puede utilizar una papilla de carne o un suplemento de suero de leche, o de origen vegetal como la soya, con una cantidad equivalente de proteínas, cada medida contiene una cantidad equivalente a 17.5g de proteína.

Además se puede favorecer el mantenimiento de la masa muscular con alguno de los siguientes suplementos alimenticios:

  • Mezcla de aminoácidos esenciales (7.5g) dos veces al día, un ejemplo en el mercado podría ser Amino 2000 de Prowinner
  • HMB (β-hidroxi-β-metilbutirato): Se recomienda en una dosis de 3g/día dividido en 3 tomas o en una sola toma  y además también se recomienda en pacientes graves con enfermedades que se relacionan al desgaste muscular: como la desnutrición, caquexia (pérdida de peso a causa de alguna enfermedad), cáncer, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, VIH, y enfermos graves en unidad de terapia intensiva (Kuhls et al, 2007; Hsieh et al, 2006).

Otros suplementos de utilidad para la salud ósea el adulto mayor son los siguientes:

  • vitamina D: Es altamente recomendable para aquellos adultos mayores (Dawson, 2008). La Fundación Internacional de Osteoporosis (International Osteoporosis Fundation) considera que se requieren de 800 a 1000 UI de vitamina D/día en forma de colecalciferol (vitamina D3) (Dawson et al, 2010).
  • Calcio: Puede ser requerido si el aporte de calcio en la dieta en deficiente (bajo consumo de lácteos), entre los suplementos recomendables se encuentran la leche de soya adicionada con calcio pero además puede ser de gran ayuda utilizar isoflavonas en conjunto con leche de soya o inclusive calcio adicionado de isoflavonas, ya que facilitan la absorción y fijación de calcio en los huesos.

L.N.H. Rodrigo Mancilla Morales         

DHA un ácido graso omega 3, ¿Ya lo conoces?

Los ácidos grasos se dividen en saturados, poliinsaturados y monosaturados, en la siguiente imagen podemos ver las diferencias:

Lipidos

Lípidos

En esta ocasión hablaremos principalmente de los ácidos grasos poliinsaturados, especialmente los omega 3 (ya que los omega 6 pueden obtenerse fácilmente de los aceites que comúnmente tenemos para cocinar).

Los ácidos grasos poliinsaturados omega 6 y omega 3 se consideran esenciales porque no podemos fabricarlos en nuestro organismo, el que se encuentra en mayores concentraciones en el tejido cerebral es el ácido graso omega 3 docosahexaenoico (DHA por sus siglas en inglés), las altas concentraciones de DHA favorecen la sensibilidad de los neurotransmisores como serotonina y disminuyen la agregación plaquetaria en el cerebro, por lo que se favorece una mejor circulación, que podría asociarse a un efecto antidepresivo, al igual que una ingesta frecuente de pescados.

Una función muy importante del DHA es que al ser parte de nuestro sistema nervioso es vital consumirlo en etapas como el embarazo y el primer año de vida, ya que es cuando el cerebro se forma y crece en su mayoría.

Desarrollo del cerebro

Desarrollo del cerebro

El DHA apoya el desarrollo de la visión en el niño en el primer año de vida y en la capacidad visual de adultos, los niños amamantados durante 1 a 4 meses y después alimentados con leches enriquecidas con ácidos grasos como el DHA, tenían mayor agudeza visual que los niños alimentados con leches sin fortalecer.

Finalmente la dosis recomendable es de 200mg/día, existen suplementos con DHA obtenido de algas marina por lo que puede ser consumido por personas que son alérgicas al pescado y desean obtener los beneficios de este ácido graso esencial.

Hay que considerar que el DHA tiene gran importancia tanto en niños como en adultos, al ser parte fundamental de la estructura cerebral es necesario un adecuado consumo en todas las etapas de la vida, la importancia radica desde los niños menores ya que se favorece un crecimiento y desarrollo adecuado del sistema nervioso, las madres que mantienen una nutrición adecuada pueden aportar a través de la lactancia este nutrimento, sin embargo es necesario mantener una cultura enfocada a la prevención de enfermedades, además de que se logre disminuir el riesgo de problemas relacionados con la memoria, aprendizaje, concentración, y otros que pudieran tener mayores consecuencias como es el caso de la depresión, en el caso de adultos mayores evitar la aparición de enfermedades como demencia o alzheimer.

Nutrición en el embarazo

El embarazo una etapa de cambios nutricionales

El embarazo es una etapa en donde las hormonas de la placenta provocan casi todos los cambios que se producen en la gestación, uno de ellos son los cambios nutricionales.

En el embarazo se reduce la actividad gastrointestinal, lo que favorece el reflujo, también se alenta la digestión favoreciendo la presencia de estreñimiento. Se produce mayor trabajo del corazón debido a que la cantidad total del volumen de sangre aumenta. El riñón tiene un aumento en su filtrado por lo que es común encontrar nutrimentos en orina que normalmente no se presentaban, como glucosa, aminoácidos y folatos, hay un aumento de la presión intraabdominal debido al crecimiento del útero, también aumenta la hormona progesterona entre sus acciones promueve que aumente la ventilación, esto se conoce como “hiperventilación del embarazo”.

En el segundo trimestre hay un aumento del apetito, pero que no significa que se debe “comer por dos”, es difícil describir que cantidad de alimento deben ingerir en esta etapa, ya que hay variaciones entre las mujeres. Principalmente la ingesta recomendable va en función del peso que cada mujer necesite subir en todo el embarazo y esto se sabe cuando se conoce su estado de nutrición previo (Fernández et al. 2000). Las madres que inician con un bajo peso el embarazo tendrían que aumentar más peso que las que inician con un sobrepeso u obesidad. En promedio la ganancia de peso para una mujer que inicia con un bajo peso debe ser alrededor de 12.5 a 18 kilos, para una mujer con un peso saludable la ganancia de peso debe ser entre 11.5 y 16 kilos, para una mujer con sobrepeso 7 a 11.5kg y por último para una mujer que se embaraza teniendo obesidad se recomienda aumentar entre 5 y 9 kilos en todo el embarazo (Institute of Medicine. 2009). Les recomiendo consultar a su nutriólogo para que puedan obtener un plan de alimentación de acuerdo a las necesidades de cada una.

Los nutrimentos clave en esta etapa fisiológica son el hierro y el ácido fólico. Los aportes complementarios pueden reducir la mortalidad infantil, por lo que les recomiendo tomar su suplemento como se les indica.

Hay otros nutrimentos que también, son importantes en el embarazo:

El calcio, reduce significativamente el riesgo de preeclampsia y mortalidad o mortalidad grave materna, recuerda consumir alimentos como leche, quesos, yogurth y además tortillas que también aportan calcio. El aporte complementario de zinc y de ácidos grasos omega 3, pueden reducir el riesgo de parto prematuro (Ramakrishnan. 2012)

Los ácidos grasos omega 3 son ácidos grasos esenciales que se acumulan en el cerebro y la retina durante la gestación ya que son un componente importante en las membranas de las células de estos órganos (Carlson, 2009), estos ácidos grasos no se pueden sintetiza en el cuerpo por lo que las madres tienen que ingerirlo para poder incorporarlo a su metabolismo y al del feto, pueden utilizar una cápsula de Salmón Plus de Pronat en cada comida, aportará alrededor de 1 gramo al día de ácidos grasos omega 3. En caso de ser alérgico al pescado o productos del mar pueden elegir el DHA (ácido docosahexaenoico), que es un componente fundamental del tipo omega 3 que participa en la formación de sistema nervioso central, se extrae de un alga marina por lo que las personas alérgicas pueden consumirlo en lugar de Salmón Plus para evitar la deficiencia de este ácidos graso, se recomiendan 300 mg diarios durante el embarazo y lactancia (Simopoulus et al, 1999).

Es importante mencionar que la vitamina B12 es fundamental en el embarazo y lactancia principalmente en las embarazadas que son vegetarianas “vegan” o inclusive “ovo-lacto” (que permiten incluir lácteos y huevo), por lo que se recomienda la suplementación de esta vitamina, en Natural B Complex de Pronat pueden encontrar el suplemento ideal para cubrir esta y otras vitaminas del complejo B.

Las mujeres con embarazos múltiples o las que abusan del tabaco, alcohol o drogas deberían tomar un suplemento de vitaminas y minerales (Luke, 2005).

La L-Carnitina es un transportador de grasas dentro del metabolismo, se ha observado un bajo nivel de L-Carnitina en sangre en el embarazo conforme aumenta el periodo de gestación (Hahn et al, 1977), la suplementación con 500mg de L-Carnitina diariamente (a partir de la 13va semana) puede evitar esta disminución (Keller et al. 2009).

Espero sea de utilidad la información, dejen sus comentarios. Saludos

Por: L.N.H Rodrigo Mancilla Morales