15 beneficios del omega 3 que no te puedes perder (parte 1)

female hands with small red heart

Beneficios del Omega 3

Los ácidos grasos omega 3 son un tipo de grasa esencial para el correcto funcionamiento del organismo.

Se pueden obtener a través del consumo de alimentos de origen vegetal y animal y sus efectos positivos en la salud son numerosos e importantes: contra el hígado graso, las enfermedades cardíacas y el síndrome metabólico, un mejor desarrollo del feto, para la vista…

Hoy, te invito a conocer 15 beneficios de los ácidos grasos omega 3 respaldados por la ciencia que te ayudarán a proteger tu salud y la de tu familia.

¿Qué es el omega 3?

 

El omega 3, o ácidos grasos omega 3, es una familia de ácidos grasos esenciales denominados así porque no pueden ser sintetizados por el organismo humano (1).

Son necesarios para las funciones vitales y la única forma de obtenerlos es a través de la alimentación.

Los ácidos grasos omega 3 son grasas poliinsaturadas, es decir, compuestas por varios dobles enlaces, y se clasifican principalmente en 3 ácidos grasos:

  • ALA: ácido alfa-linolénico.
    Se encuentra mayormente en alimentos de origen vegetal y necesita ser convertido en EPA o DHA para poder ser utilizado por el organismo.
    a
  • DHA: ácido docosahexaenoico.
    Se encuentra mayormente en alimentos de origen animal y es fundamental para el desarrollo del cerebro.
    a
  • EPA: ácido eicosapentaenoico.
    Se encuentra mayormente en alimentos de origen animal y puede reducir la inflamación.

¿Para qué sirve el omega 3?

vitami

Los ácidos grasos omega 3 tienen varios fines.

Son moléculas estructurales que se encuentran en las membranas celulares, especialmente en el cerebro y su consumo está asociado a una mejor salud neurológica, a la disminución de la depresión y a un menor riesgo de demencia (1).

Asimismo, también juegan un papel esencial en otros procesos celulares como lainflamación, la inmunidad y la coagulación sanguínea (2).

Veamos con más detalle qué beneficios aporta la ingesta de ácidos grasos omega 3 a la salud del cuerpo y el organismo.

15 beneficios del omega 3

1. Síndrome metabólico

sindrome-metabolico

El síndrome metabólico es un conjunto de síntomas que aumentan significativamente el riesgo de padecer diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Algunos de estos síntomas incluyen:

  • Hipertensión: tensión arterial elevada.
  • Hipertrigliceridemia: niveles altos de triglicéridos.
  • Hiperglucemia en ayunas: niveles altos de glucosa en ayunas.
  • Obesidad abdominal: exceso de grasa abdominal.
  • Niveles bajos de colesterol HDL.

De acuerdo con los datos proporcionados por las investigaciones, aumentar el consumo de ácidos grasos omega 3 reduce los niveles de colesterol y triglicéridos, previene la aparición de coágulos en las arterias y reduce la tensión arterial (3).

2. Hígado graso

higado

La enfermedad de hígado graso, o esteatosis hepática, es una enfermedad caracterizada por la acumulación de grasa y triglicéridos en las células del hígado.

Se trata de una de las principales causas de enfermedades hepáticas tanto en niños como en adultos y se debe a un trastorno de resistencia a la insulina en el que el hígado produce un exceso de glucosa y triglicéridos.

Existen evidencias científicas de que la suplementación con omega 3 o la ingesta de alimentos ricos en omega 3 disminuyen la acumulación de grasa en el hígado y la inflamación causada por esta dolencia en personas con hígado graso.

3. Desarrollo cerebral del feto

giphy

Tal y como he mencionado anteriormente, los ácidos grasos omega 3 forman parte de la estructura del cerebro humano y de la retina y, por eso, son fundamentales durante el periodo de gestación del feto.

Los expertos han concluido que la dieta de la madre antes de la concepción del bebé es esencial para determinar la clase de grasas que se acumularán en los tejidos del feto, puesto que los ácidos grasos omega 3 pasan a este a través de la placenta (1).

Obtener unos niveles elevados de omega 3 durante el embarazo aporta numerosos e importantes beneficios al niño, entre los que se incluyen (6, 7):

Por el contrario, la falta o carencia de omega 3 está asociada a problemas en la vista, menores niveles de inteligencia y mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

4. Dolores menstruales

Girl with stomach ache sitting on bed

Girl with stomach ache sitting on bed

La dismenorrea es el nombre que recibe la menstruación dolorosa en la mujer.

El dolor, causado por las contracciones que provocan los cambios hormonales antes del periodo menstrual, ocurre en la parte baja del abdomen y la pelvis y, a veces, se refleja también en la parte baja de la espalda.

Se ha demostrado que el consumo de alimentos ricos en omega 3 o suplementos de omega 3 reduce notablemente el dolor causado por la menstruación e incluso resulta más eficaz que el fármaco antiinflamatorio ibuprofeno.

5. Depresión y ansiedad

giphy-1

La depresión es un trastorno mental caracterizado por la pérdida de interés en la vida y en las actividades diarias, por un estado anímico bajo y por un sentimiento de tristeza y fatiga.

Por otro lado, la ansiedad es también un trastorno mental que consiste en una excesiva y permanente preocupación, miedo y nerviosismo.

De acuerdo con varios estudios, la ingesta de ácidos grasos omega 3 puede reducir considerablemente los síntomas asociados a la depresión y la ansiedad.

Asimismo, de las 3 clases principales de omega 3 que existen, el denominado EPA resulta ser el más eficaz a la hora de tratar la depresión y parece ser incluso más eficaz que el fármaco antidepresivo Prozac .

6. Enfermedades cardiovasculares

 

ginebra

Numerosos estudios han encontrado evidencias de que un aumento en el consumo de ácidos grasos omega 3 mejora los marcadores que promueven la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Estos son algunos de los efectos positivos del omega 3 en el organismo:

  • Previene la formación de coágulos de sangre al evitar que las plaquetas se acumulen.
  • Reduce los niveles de tensión arterial en personas hipertensas.
  • Disminuye la producción de ciertas sustancias que se segregan ante una respuesta inflamatoria.
  • Reduce los triglicéridos y aumenta el colesterol HDL.
  • Previene la placa que tapona y endurece las arterias.

No obstante, que el omega 3 mejore los factores de riesgo de enfermedades cardíacas no significa que su consumo pueda prevenir derrames cerebrales o infartos.

De hecho, diversos expertos no han encontrado pruebas de ello, por lo que aún es necesario realizar estudios adicionales que confirmen o descarten estos datos.

7. Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

giphy (2).gif

El TDAH es un trastorno que se inicia en la infancia y se caracteriza por dificultades para mantener la atención, hiperactividad o exceso de movimiento e impulsividad o dificultades en el control de los impulsos.

Se ha descubierto que los suplementos de ácidos grasos omega 3 ayudan a aumentar la capacidad de atención y disminuyen los estados de violencia, impulsividad, hiperactividad y agitación.

En un estudio de 6 meses de duración en el que se administraron ácidos grasos omega 3 a varios grupos de niños con TDAH, los síntomas se redujeron en un 47 % de los participantes.

De igual manera, se ha observado que los niños con TDAH presentan unos niveles de omega 3 inferiores a sus compañeros sanos.

8. Cáncer

71582016_sfit_fitbreast1004_py_1_a

El cáncer es una enfermedad grave que se caracteriza por el crecimiento incontrolado de células anormales y es una de las principales causas de muerte en Occidente.

De acuerdo con algunos estudios, aquellas personas que consumen grandes cantidades de omega 3 tienen hasta un 50 % menos de probabilidades de sufrir cáncer de colon.

Asimismo, se ha descubierto que los ácidos grasos omega 3 también disminuyen el riesgo de padecer cáncer de próstata y de mama, aunque los resultados no son del todo concluyentes.

 

Anuncios

Seguramente has escuchado hablar del DHA en los últimos tiempos, pero ¿sabes qué es? ¡Descúbrelo aquí!

DHA desarrollo del cerebro

DHA desarrollo del cerebro

El DHA es un ácido graso esencial del tipo Omega-3 que aporta beneficios al funcionamiento y desarrollo del cerebro, especialmente en la gestación y en la niñez.

Además, mantiene en óptimas condiciones al organismo y, según científicos de la Universidad de California, detiene el deterioro que causa el Alzheimer.

La principal fuente de DHA son las algas unicelulares (Crypthecodinium cohnii) las cuales crecen en los mares fríos y los peces que se alimentan de éstas (anchoas, mero, salmón, atún y sardinas, entre otros).

También las nueces y almendras contienen muy pequeñas cantidades de este ácido graso.

DHA, el ácido graso

En la familia de los ácidos grasos existen los llamados: DHA, ETA y ALA; estos se conocen porque tienen algunos beneficios cardiovasculares importantes: No se pegan a las arterias y, además, tienen poder limpiador.

“Hoy sabemos que el DHA también tiene un efecto importantísimo en el desarrollo cognitivo y visual y en la capacidad de aprender. Además del cuidado que le da a nuestro corazón“, revela la nutrióloga Cecilia García.

Un punto interesante es que la leche materna ofrece grandes cantidades de este ácido graso. También nuestro sistema nervioso es rico en DHA.

Esto porque esta sustancia se encarga de dar flexibilidad a las neuronas y permitir que las sinapsis se produzcan sin ningún problema.

DHA y lo aprendo

DHA y lo aprendo

Consúmelo a cualquier edad

Ingerir suficiente DHA a una edad avanzada, ayudará a prevenir el deterioro del sistema nervioso; pero es más importante consumirlo durante los primeros años de vida, pues es el momento que se aprende todo.

También se recomienda que las mujeres embarazadas o lactantes lo consuman.

“La ingesta diaria recomendada (por el Instituto de Medicina en los Estados Unidos) es de 160 miligramos y una porción de pescado puede cubrir cerca del 40% de ésta”, comenta García.

Ahora, la gente en México consume alrededor del 30% de la recomendación (es un déficit de 111 miligramos diarios).

De manera que para incrementar la ingesta de DHA se pueden consumir dos porciones de pescados de agua fría a la semana, además de algunos aceites vegetales, semillas oleaginosas o alimentos adicionados con el ácido graso.

Omega 3 DHA y sus beneficios para la Salud

DHA Suplemento para la memoria

DHA Suplemento para la memoria

El ácido graso docosahexaenoico, DHA abreviado, es uno de los diferentes ácidos grasos omega 3 y, junto con el eicosapentaenoico o EPA, el más importante para la salud

Propiedades nutricionales y medicinales del ácido graso DHA

Cabe señalar  que las propiedades medicinales del DHA (ácido graso docosahexaenoico) y las del EPA (eicosapentaenoico) son muy similares. Aunque el DHA desempeña un papel fundamental en la formación de las neuronas en los fetos, en especial durante el último trimestre del embarazo.  Por ello se recomienda vigilar que su aporte sea suficiente con la dieta, o bien incluir algún suplemento, en el caso de las embarazadas.

El DHA también interviene en la formación y regeneración de las células de la retina, previniendo con su consumo algunos problemas visuales.

Otro de los beneficios del DHA es su capacidad para facilitar la regeneración de numerosos tejidos del organismo. Por este motivo es importante un aporte adecuado de DHA cuando existen artrosis o incluso úlceras gástricas y se investiga en la actualidad la posible capacidad para ralentizar el avance del Alzheimer si se detecta en las primeras etapas de la enfermedad.

Las propiedades medicinales del DHA compartidas con el EPA son las referentes a la salud del corazón y el sistema circulatoria en general, al mantener los  niveles de colesterol  y triglicéridos en valores óptimos y conservar la flexibilidad de los vasos sanguíneos.

Entre los beneficios del DHA se encuentra su acción antiinflamatoria leve pero mantenida con su consumo regular, que alivia principalmente problemas articulares.

Fuentes de ácidos grasos Omega 3 DHA

Las principales fuentes de DHA son los pescados azules, destacando el atún y el salmón. También se encuentra en algunas algas comestibles. De hecho es de la cadena alimentaria marina de donde obtienen el DHA los pescados.

Consumido con los alimentos resulta casi imposible ingerir DHA en exceso.

Omega 3 en el embarazo

Que-alimentos-consumir-durante-el-embarazo-2

Muchas veces hemos escuchado y nos han comentado lo bueno que es tomar Omega 3 durante y después el embarazo y luego suministrárselo a nuestro bebé. Pero ¿sabemos con claridad en que nos ayuda esta sustancia?

El Omega 3 son ácidos grasos esenciales que el organismo humano no puede fabricar, por lo cual deben ser ingeridos a través de nuestra alimentación. Este elemento lo podemos encontrar en ciertas especies marinas como pescados (salmón, jurel o bacalao) y en algunas fuentes vegetales como las semillas de lino, chía, nueces, entre otros.

Pero no todas sus fuentes entregan el mismo tipo de Omega 3 y las mismas propiedades. Por ejemplo el Ácido Eicosapentaenoico (EPA) y el Ácido Docosahexanoico (DHA) son fundamentales para el saludable desarrollo de la visión, el cerebro, el sistema nervioso y el corazón. Las nueces y otras semillas solo proporcionan Ácido Alfa-Linolénico (ALA), que aunque es un ácido graso omega-3, carece de los beneficios anteriormente mencionados.

El consumo de este ácido durante la gestación y posteriormente en la primera infancia, niñez y adolescencia de tu hijo, traerán significativas beneficios, así lo demuestra un creciente grupo de investigaciones que apoyan el rol del DHA del Omega. Pon atención en estos datos:

  • El DHA es importante para el sano desarrollo visual y mental del bebé en el útero y durante la infancia.
  • El bebé en desarrollo recibe DHA de la madre a través de la placenta durante el embarazo.
  • La leche materna es el método óptimo para la alimentación infantil. DHA está siempre presente en la leche materna humana. He aquí la importancia de su uso por parte de la madre durante la lactancia.
  • El cerebro crece rápidamente durante los últimos meses de gestación y durante los primeros años de vida. Esta aceleración del crecimiento corresponde a un período de rápida acumulación de DHA en el cerebro.
  • Los infantes prematuros no tienen tiempo para acumular DHA al mismo nivel que sus homólogos de término, ya que éstos acumulan rápidamente DHA de la madre durante los últimos meses de gestación.
  • Asimismo, investigaciones a nivel mundial, indican que los niños se benefician de una reducción en problemas de comportamiento asociados al síndrome de déficit atencional e hiperactividad. Actualmente el DHA-EPA es recomendado por expertos en niños a partir de las 4 semanas de vida y durante toda la vida.
  • Posee grandes beneficios para nuestra piel, pelo y uñas, evitando su debilitamiento o la aparición de acné.

¿Cómo incorporamos el Omega 3 en nuestra vida?

Como ya hemos mencionado las especies marinas, especialmente los pescados, son ricas en este tan importante ácido graso (DHA). Pero nuestros hábitos alimenticios no siempre cumplen la regla de incorporarlos de forma constante. He aquí donde el uso de productos como complementos vitamínicos están disponibles hoy en el mercado.

Este importante complemento a nuestra alimentación, posee cualidades de gran significación como ser libre de metales pesados, propios de las especies marinas (tales como mercurio, plomo, y arsénico). Esto se debe a que las partículas de aceite se encuentran encapsuladas y no libres, lo que a su vez permite un agradable sabor y olor.

OMEGA 3 EN EL EMBARAZO

omega 3 y embarazo

Omega 3 y embarazo

Muchas veces hemos escuchado y nos han comentado lo bueno que es tomar Omega 3 durante y después el embarazo y luego suministrárselo a nuestro bebé. Pero ¿sabemos con claridad en que nos ayuda esta sustancia?

El Omega 3 son ácidos grasos esenciales que el organismo humano no puede fabricar, por lo cual deben ser ingeridos a través de nuestra alimentación. Este elemento lo podemos encontrar en ciertas especies marinas como pescados (salmón, jurel o bacalao) y en algunas fuentes vegetales como las semillas de lino, chía, nueces, entre otros.

Pero no todas sus fuentes entregan el mismo tipo de Omega 3 y las mismas propiedades. Por ejemplo el Ácido Eicosapentaenoico (EPA) y el Ácido Docosahexanoico (DHA) son fundamentales para el saludable desarrollo de la visión, el cerebro, el sistema nervioso y el corazón. Las nueces y otras semillas solo proporcionan Ácido Alfa-Linolénico (ALA), que aunque es un ácido graso omega-3, carece de los beneficios anteriormente mencionados.

El consumo de este ácido durante la gestación y posteriormente en la primera infancia, niñez y adolescencia de tu hijo, traerán significativas beneficios, así lo demuestra un creciente grupo de investigaciones que apoyando el rol del DHA del Omega. Pon atención en estos datos:

  • El DHA es importante para el sano desarrollo visual y mental del bebé en el útero y durante la infancia.
  • El bebé en desarrollo recibe DHA de la madre a través de la placenta durante el embarazo.
  • La leche materna es el método óptimo para la alimentación infantil. DHA está siempre presente en la leche materna humana. He aquí la importancia de su uso por parte de la madre durante la lactancia.
  • El cerebro crece rápidamente durante los últimos meses de gestación y durante los primeros años de vida. Esta aceleración del crecimiento corresponde a un período de rápida acumulación de DHA en el cerebro.
  • Los infantes prematuros no tienen tiempo para acumular DHA al mismo nivel que sus homólogos de término, ya que éstos acumulan rápidamente DHA de la madre durante los últimos meses de gestación.
  • Asimismo, investigaciones a nivel mundial, indican que los niños se benefician de una reducción en problemas de comportamiento asociados al síndrome de déficit atencional e hiperactividad. Actualmente el DHA-EPA es recomendado por expertos en niños a partir de las 4 semanas de vida y durante toda la vida.
  • Posee grandes beneficios para nuestra piel, pelo y uñas, evitando su debilitamiento o la aparición de acné.

¿Como incorporamos el Omega 3 en nuestra vida?

Como ya hemos mencionado las especies marinas, especialmente los pescados, son ricas en este tan importante ácido graso (DHA). Pero nuestros hábitos alimenticios no siempre cumplen la regla de incorporarlos de forma constante. He aquí donde el uso de productos como complementos vitamínicos están disponibles hoy en el mercado.