LAS VITAMINAS Y MINERALES

Vitaminas y MineralesLas vitaminas y minerales son sustancias esenciales para el funcionamiento del organismo que éste no puede producir por sí mismo, por lo que es necesario ingerir dosis para satisfacer los requerimientos del cuerpo.

La falta de vitaminas y minerales puede ocasionar caída del cabello, trastornos de la visión, debilidad, fatiga, anemia, y encías sangrantes, entre otros problemas. Son necesarios en caso de raquitismo en los niños; osteomelasia en los adultos, originada por falta de vitamina D, o escorbuto, enfermedad debida a la falta de vitamina C. Se recomienda no ingerirlos indiscriminadamente, ya que algunos son acumulables en el cuerpo, por lo que pueden ocasionar enfermedades.

Fuente: Dr. Roberto Espinosa Avila.

 VITAMINAS EN PRODUCTOS NATURALES

Cobran fuerte auge

La preocupación de mucha gente por bajar de peso y ejercitarse para conservar la salud, así como el intenso ritmo de trabajo que lleva la mayoría de las personas, han dado pie a un auge de productos vitamínicos de origen natural para mantener el equilibrio del organismo.

Las firmas especializadas en la elaboración de esos productos afirman que no hay mejor manera de hacer frente a una enfermedad, afección o recuperación, que una dosis adecuada de vitaminas, minerales y proteínas.

Pronat®

Pronat® está dedicada a la elaboración de gran variedad de productos naturistas con diferentes fines, ya sea medicinales o estéticos. Dentro de su gran gama de productos se encuentran las cápsulas de Jalea real, sustancia elaborada por las abejas que contiene vitaminas del complejo B al igual que algunos minerales y aminoácidos. Se recomienda su uso como reconstituyente del organismo, auxiliar contra la depresión, estrés, agotamiento físico y mental.

Otro de sus productos es el Superkrol, que contiene ácido glutámico, recomendado contra el cansancio mental, para mejorar la memoria, estimular la actividad cerebral, combatir el insomnio y estrés. Pronat® también vende levadura de cerveza en cápsulas, con vitaminas del complejo B, minerales y proteínas. El producto se recomienda para los deportistas en entrenamiento, a fin de que rindan más, así como para personas que realizan gran actividad intelectual y para ayudar al crecimiento de los niños. Además, tiene el polen de flores silvestres, con vitaminas del complejo B, minerales y proteínas. Se recomienda para aumentar los glóbulos rojos de la sangre, fortalecer el sistema inmunológico, como vigorizante y auxiliar en el tratamiento de la próstata, así como para el crecimiento de los niños.

Otro producto es el alga spirulina, rica en vitaminas A, B1, B12, minerales y proteínas, así como vitamina E que contiene alphatocoferol extraído de semillas crudas y cereales. – Los productos que manejamos son 100% naturales, ya que sus fuentes son semillas, plantas raíces, órganos de algunos animales, en fin, sustancias que se pueden encontrar en la naturaleza y que al elaborar el producto se procura no alterarlas para que se conserven sus propiedades beneficiosas para el cuerpo –afirma la señorita Ligia Solís Matú, encargada de la tienda Pronat® del Centro, en la calle 59 con 62.

PROTÉGETE DE LAS ENFERMEDADES DE LAS VÍAS AÉREAS

ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

Acabamos de pasar una de las mejores épocas del año, llena de buenos deseos, tranquilidad, paz y también de frío, un descenso en la temperatura que nos hace más propensos a padecer enfermedades de las vías respiratorias como gripe, amigdalitis, influenza entre otras.

Este tipo de enfermedades afecta a toda la población, pero hay quienes son más vulnerables como los niños y las personas mayores y esto, en su mayoría, es debido a un sistema inmunológico desprotegido, donde los radicales libres atacan nuestro cuerpo provocando la enfermedad.

¿Qué son los radicales libres? Los radicales libres son los chicos malos de este artículo. Son moléculas inestables dentro de nuestro cuerpo, son altamente reactivos y dañan las células de nuestro cuerpo provocando que no puedan cumplir sus funciones como el intercambio de nutrimentos, descartar los materiales de desecho haciendo imposible el proceso de regeneración y reproducción celular.

Estos radicales libres se generan por estrés, contaminación y la práctica de alguna actividad física sobre todo el ejercicio cardiovascular, por lo que también te recomiendo no practicar ejercicio al aire libre en esta época del año. Nosotros contamos con un ejército o sistema de defensa. Frente a la producción de estos malhechores, nuestro cuerpo tiene y dispone de sistemas de defensa enzimáticos específicos como: Superóxido Dismutasa SOD, Catalasa y Glutation Peroxidasa. Estos a veces no son suficientes y muy probablemente te enfermarás de las vías aéreas. Para evitarlo sigue estas recomendaciones:

Nuestros mejores aliados son los Ascorbatos. Los ascorbatos son los diferentes tipos en los que se encuentra la vitamina C como el ascorbato de calcio, de potasio,de magnesio y de zinc, siendo el ácido ascórbico el más utilizado para contrarrestar los efectos de los radicales libres y oxidantes.

A través de la dieta podemos consumir la vitamina C, aunque te recomiendo consumirla en tabletas ya que si piensas que consumiendo jugos de naranja te podrás salvar, estás equivocado, además de que tras su consumo tendrías una ingesta bastante elevada de azúcares simples, que se pueden transformar en grasa si los consumes en exceso. Dosis recomendada: De 100 mg a 1000 mg por día, dependiendo de la edad y estado físico. Esta dosis puede variar si padeces alguna enfermedad en donde tu sistema inmunológico este deprimido y el grado de estrés oxidativo sea mayor.

Toda una ayuda, el Complejo E. Vitamina E es el nombre genérico que se otorga al Complejo E, formado por 4 moléculas diferentes las cuales son el alfa, gama, beta y delta tocoferoles y alfa, gama, beta, delta tocotrienoles. El Complejo E tiene como función principal ser un antioxidante protegiendo a los ácidos grasos poli insaturados de los fosfolípidos de las membranas biológicas y lipoproteínas del plasma, actuando como un antioxidante que interrumpe la cadena y previene la autooxidación de lípidos. Dosis recomendada: Te sugiero una dosis que puede ir de 100 UI a 400 UI al día.

Los maravillosos Carotenoides. Los Carotenoides comprenden a una gran familia de más de 600 compuestos, se encuentran en plantas, animales y microorganismos, actúan como agentes protectores para la fotosíntesis, se convierten en vitamina A en los animales y son muy coloridos. Los podemos observar amarillos, verdes, rojos, naranjas siendo agradables a la vista. El beta caroteno es el compuesto principal de esta familia.

Cualquier atleta y persona común que quiera elevar su sistema inmunológico y mejorar su calidad de vida deberá de consumir carotenoides por medio de la dieta, consumiendo algunas frutas y vegetales de diversos colores y sabores. Alimentos ricos en carotenoides: zanahorias, espinacas, jitomate, guayabas, peras, lechuga, vegetales de hojas verdes, naranjas etc.

Aunado a esta acción preventiva te recomiendo suplementarse con vitaminas

Antioxidantes.

Beneficios de suplementar con antioxidantes. Un sistema inmune más fuerte, por lo que evitarás las infecciones frecuentes en las vías aéreas. Recuperación más rápida en caso de que ya estés agripado. Prevenir enfermedades crónico degenerativas; desde el cáncer hasta la diabetes o complicaciones cardiovasculares.

¿Qué suplementos puedo tomar? Pronat y Prowinner cuentan con excelentes productos, pon atención a los siguientes: Antioxidante y Jalevit Plus.

Nutrición en el adulto mayor

Nutrición en el adulto mayor

Nutrición en el adulto mayor

 

Aunque ningún nutrimento logra retrasar el proceso de envejecimiento la dieta influye en el proceso de longevidad, promoviendo un envejecimiento activo.

La mejor calidad de vida de la población ha contribuido a aumentar la esperanza de vida de la población, este aspecto además de la disminución de la natalidad de la población, da lugar a una mayor cantidad de adultos mayores para los siguientes años (Aranceta, 2000).

El aumento en la esperanza de vida trae consigo un aumento de la prevalencia de enfermedades crónico degenerativas en esta población, como son obesidad, diabetes, hipertensión y cáncer, entre otras. Las enfermedades de mayor incidencia letal son las cardiovasculares, el cáncer, respiratorias, suicidios y accidentes, en muchos casos secundarios a procesos como osteoporosis y depresión. La mejoría en atención sanitaria y el seguimiento de un plan de alimentación puede contribuir a incrementar la esperanza de vida, con menor prevalencias de incapacidad (Aranceta, 200).

El adulto mayor también puede estar en riesgo de desnutrición, algunos factores que predisponen a la desnutrición son:

  • Psicológicos: Apatía, enfermedades crónicas, medicamentos, alcoholismo, falta de conocimiento nutricional, hábitos alimentarios.,
  • Fisiológicos: Son la pérdida de dientes, la pérdida de los sentidos como el gusto y el olfato, el deterioro de la secreción de saliva, la disminución de la producción de ácido gástrico, disminución de las enzimas digestivas y de la bilis (que se utiliza en la digestión de grasas), disminuye la fuerza y la coordinación muscular.
  • Ambientales: Pérdida de la pareja, abandono familiar, institucionalización en asilos, jubilación.

En esta etapa disminuye la masa, calidad y fuerza muscular, condiciones que están dadas por la pérdida del músculo esquelético. Se ha visto que se pierden hasta 3 kilos de masa magra por década, sin embargo si se mantiene la actividad física, la reducción puede no ser tan marcada (Stanga, 2009; MacPhee et al 2006; Phillips, 2003; Wiemert, 2007).

Nutricionalmente es muy importante el consumo adecuado de proteína de alto valor biológico (25-30g) por lo menos 3 veces al día, se ha comprobado que más de 30 gramos en un solo tiempo de comida al día (como en casos donde la comida es la única fuente de proteínas) no mantiene una adecuada síntesis proteica muscular (Symons et al, 2009). En caso de padecer algún problema de tipo masticatorio se puede utilizar una papilla de carne o un suplemento de suero de leche, o de origen vegetal como la soya, con una cantidad equivalente de proteínas, cada medida contiene una cantidad equivalente a 17.5g de proteína.

Además se puede favorecer el mantenimiento de la masa muscular con alguno de los siguientes suplementos alimenticios:

  • Mezcla de aminoácidos esenciales (7.5g) dos veces al día, un ejemplo en el mercado podría ser Amino 2000 de Prowinner
  • HMB (β-hidroxi-β-metilbutirato): Se recomienda en una dosis de 3g/día dividido en 3 tomas o en una sola toma  y además también se recomienda en pacientes graves con enfermedades que se relacionan al desgaste muscular: como la desnutrición, caquexia (pérdida de peso a causa de alguna enfermedad), cáncer, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, VIH, y enfermos graves en unidad de terapia intensiva (Kuhls et al, 2007; Hsieh et al, 2006).

Otros suplementos de utilidad para la salud ósea el adulto mayor son los siguientes:

  • vitamina D: Es altamente recomendable para aquellos adultos mayores (Dawson, 2008). La Fundación Internacional de Osteoporosis (International Osteoporosis Fundation) considera que se requieren de 800 a 1000 UI de vitamina D/día en forma de colecalciferol (vitamina D3) (Dawson et al, 2010).
  • Calcio: Puede ser requerido si el aporte de calcio en la dieta en deficiente (bajo consumo de lácteos), entre los suplementos recomendables se encuentran la leche de soya adicionada con calcio pero además puede ser de gran ayuda utilizar isoflavonas en conjunto con leche de soya o inclusive calcio adicionado de isoflavonas, ya que facilitan la absorción y fijación de calcio en los huesos.

L.N.H. Rodrigo Mancilla Morales         

Relacionan unos niveles bajos de vitamina D con el aumento de peso en las mujeres mayores

group of carbohydrate products

Investigadores del Centro de Investigación en Salud Kaiser Permanente en Portland, Oregón, dijeron que sus hallazgos son significativos, dado que la mayoría de mujeres a partir de los 65 años no tienen suficiente vitamina D en la sangre.

Los investigadores dieron seguimiento a más de 4,600 mujeres a partir de los 65 años durante casi cinco años. El estudio halló que las mujeres con niveles bajos de vitamina D aumentaron casi un kilo (dos libras) más durante ese periodo que las que tenían niveles normales de la vitamina.

Aunque la mayoría de mujeres del estudio no intentaban perder peso, en el transcurso del estudio 27 por ciento de las mujeres perdieron más del cinco por ciento del peso corporal, y 12 por ciento aumentaron más del cinco por ciento de su peso corporal, anotaron los investigadores.

Se hallaron niveles bajos de vitamina D en 78 por ciento de las mujeres. Generalmente, esas mujeres pesaban varios kilos más desde el principio, señalaron los investigadores. En el grupo de mujeres que aumentaron de peso, las que tenían niveles insuficientes de vitamina D aumentaron 8.4 kilos (18.5 libras) en cinco años. En comparación, las mujeres con niveles normales de vitamina D aumentaron 7.45 kilos (16.4 libras) en ese periodo.

“Este es uno de los primeros estudios en mostrar que las mujeres con niveles bajos de vitamina D aumentan más peso, y aunque se trató de menos de un kilo, con el tiempo puede acumularse”, señaló en un comunicado de prensa del Kaiser Permanente la autora del estudio, la Dra. Erin LeBlanc, endocrinóloga e investigadora del Centro de Investigación en Salud Kaiser Permanente en Oregón.

“Casi el 80 por ciento de las mujeres de nuestro estudio tenían niveles insuficientes de vitamina D“, apuntó LeBlanc. “Una fuente primaria de esta importante vitamina es la luz solar, y a medida que las sociedades modernas se ubican bajo techo, una insuficiencia continua de vitamina D podría ser un factor contribuyente al aumento crónico de peso”.

Los autores del estudio señalaron que investigaciones previas han hallado que las mujeres mayores podrían necesitar dosis más altas de vitamina D para mantener sus huesos fuertes y prevenir fracturas, aunque no hay suficiente evidencia para respaldar los complementos de vitamina D entre las personas más jóvenes. Sin embargo, anotaron que otros expertos dicen que muchos adultos necesitan estos complementos para mejorar su salud ósea.

“Nuestro estudio solo muestra una asociación entre unos niveles insuficientes de vitamina D y el aumento de peso”, comentó LeBlanc. “Necesitaríamos hacer más estudios antes de recomendar los complementos para evitar que la gente aumente de peso. Dado que hay tantas recomendaciones conflictivas sobre tomar vitamina D por cualquier motivo, lo mejor es que los pacientes reciban consejos de sus propios proveedores de atención de salud”.

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_126717.html