5 Beneficios de los Nopales

Platillo-de-nopales

Antiguamente era ocupado, a parte de su consumo gastronómico, como remedio natural para curar infecciones y cicatrizar heridas de guerra.

Ya sean asados, en smoothies, ensaladas o guisos, el nopal es tu aliado para la salud.

1.- Un antioxidante verde: 

El nopal también cuenta con un contenido de antioxidantes que combate a los radicales libres, culpables del envejecimiento temprano de la piel. Estas sustancias regeneran las células de la piel para permitir la cicatrización rápida de cualquier herida; dicho antioxidante podemos encontrarlo en su pulpa incolora e insípida.

nopales

2.- Proceso digestivo:

Su alto contenido de fibra y minerales actúa como desinflamatorio, es por eso que es muy recomendado en las dietas, pues el cuerpo, al no tener alimentos que digerir, absorbe los nutrientes que el nopal da y ayuda a contrarrestar el colesterol.

3.- Prevención del cáncer:

La fibra y la vitamina b3 que contiene ayuda a contrarrestar el colesterol que fluye en la sangre; lo que ayuda a diluir la concentración de potenciales células cancerígenas y en cierta medida a disminuirlas.

4.- Colón sano:

El poder curativo del nopal, dice que las fibras insolubles de este ayudan a diluir la producción de cancerígenos en el colon y aparición de este padecimiento.

producción-de-nopales

5.- Gastritis controlada:

Sus fibras vegetales contrarrestan el ácido gástrico que el cuerpo produce y protegen la mucosa del estómago.

eluniversal

 

 

Alimentos ricos en antioxidantes

IMG_3234

Los antioxidantes son aquellas sustancias que retrasan el deterioro y desgaste de la piel, órganos, tejidos y demás, es decir, evita el proceso de oxidación prematura de las células expuestas a la acción de los radicales libres…

los cuales son moléculas “desequilibras“, que recorren nuestro organismo intentando recoger un electrón de las moléculas estables, con el fin de lograr su estabilidad electroquímica, lo cual provoca reacciones de cadenas  destructoras de nuestras células.

Los antioxidantes son los grandes amigos de la belleza y salud para combatir el envejecimiento, la degeneración y muerte de las células que provocan los radicales libres y los cuales debemos tomar de los alimentos ya que nuestro organismo es incapaz de neutralizar a los radicales libres.

Además de lo anterior, los antioxidantes son sustancias esenciales para prevenir enfermedades como el cáncer.

A continuación, te damos una lista de los alimentos que tiene un alto porcentaje de antioxidantes para que puedas incluirlos en tus recetas y dieta diaria.

AJO: es una de los alimentos más ricos en antioxidantes, ya que contiene una sustancia llamada illicina.

FRAMBUESA, FRESAS, KIWIS, ARÁNDANOS: contienen ácido elágico con altas propiedades antioxidantes y hemostáticas. A todos estos alimentos se le atribuyen propiedades antitumorales.

FRUTOS SECOS: las propiedades antioxidantes de los frutos secos contribuyen al control del estrés oxidativo celular, y son útiles en la prevención de algunas enfermedades como algunos tipos de cáncer y las enfermedades cardiovasculares, así como el deterioro cognitivo relacionado con la edad o el envejecimiento en general.

BAYAS DE GOJI: estas frutitas tienen un alto contenido de antioxidantes naturales  por lo que son altamente recomendados en dietas no sólo de salud sino de belleza.

SEMILLAS DE LAS UVAS: contiene gran cantidad de antioxidantes (OPC) los cuales, además de lo antes dicho, promueven la circulación sanguínea. El antioxidante contenido en estas semillitas supera a la vitamina C, E y el beta-caroteno. Además, permanece mucho tiempo en el organismo, combatiendo los radicales libres.

VITAMINA E: es un clásico antioxidante que protege a las células de agresiones externas como contaminación, pesticidas, humo del tabaco, etc. La encontramos con abundancia en el aguacate, nueces, maní, aceites vegetales como el de sésamo, oliva, girasol, etc, pescados como el salmón, el atún, etc,  semillas como pipas de calabaza, etc.

VITAMINA C: también es muy popular como potente antioxidante, la encontramos en abundancia en los kiwis, cítricos (maranja, limones, mandarinas, etc) , piña, brécol, tomates, germinados, pimientos, guayabas, ciruelas, etc.

PIMENTOS, CHILES, AJÍES: son poderosos antioxidante. Se sabe han desnutrido células cancerígenas antes de que éstas causen ningún tipo de problemas.

ZANAHORIA, TOMATE, PAPAYA, NARANJA, ALGA ESPIRULINA: todos estos alimentos son ricos en carotenos, precursores de la vitamina A, la cual actúa como potente antioxidantes.

TE VERDE: además de que es un gran compañero para bajar de peso, es un potente antioxidante, ya que  tiene un elevado contenido en catequinas y polifenoles, que actúan como antioxidantes y activadores del metabolismo.

GERMEN DE TRIGO, LEVADURA DE CERVEZA, CEREALES, CACAO: todos estos alimentos son ricos en cinc, cobre, azufre, selenio y manganeso, muy buenos antioxidantes en general.

ESCARAMUJO: es el fruto del rosal silvestre llamado rosa canina, y destaca por ser uno de los mejores antioxidantes naturales, además de tener un alto contenido en vitamina C.

CÍTRICOS: estos son uno de los más potentes antioxidantes y los encontramos en la snaranjas, limón, mandarina, pomelo, etc.

MANZANAS, CEBOLLA MORADA, CEREZAS, BRÉCOL, VINO TINTO: contienen un elevado porcentaje de Quercetina, la cual es un potente antioxidante.

UVAS: las semillitas de esta fruta son uno de los alimentos que contienen más antioxidantes.

CHIA: esta semillita es excelente fuente de antioxidantes.

ISOFLAVONAS DE SOJA: su poderosa acción antioxidante impide a las toxinas adherirse a la piel y a evitar que la persona se vea desgastada, envejecida y demacrada. LA soja y derivados como el tofu también poseen un alto contenido en antioxidantes.

ARÁNDANOS: además de se rico en fibra y ayudar al tránsito intestinal, estas bayas, sobre todo las rojas, tienen un gran efecto antioxidante. Se han usado tradicionalmente para preparar mermeladas.

ACAI: esta fruta, además de  proporcionar mucha energía y vitalidad y aumentar las defensas del cuerpo, es uno de los alimentos más elevados en antioxidantes, un 33 por ciento más que la uva negra. En cuestiones de belleza es uno de los alimentos  consentidos para rejuvenecer.

Los beneficios de los antioxidantes

cocoa-powder

“Limpian” nuestro cuerpo de los radicales libres –sustancias que pueden dañar las células de nuestro cuerpo y causar alteraciones en el organismo y previenen el daño que éstos pueden provocar. ¡Descubrí sus efectos!

Los antioxidantes son sustancias que provienen de los alimentos e incluyen algunos nutrientes como el betacaroteno (una forma de vitamina A), vitaminas C, E y selenio, entre otros, que pueden prevenir o reparar el daño de las células del cuerpo y, de esta manera, protegernos frente a diferentes enfermedades y el envejecimiento.

El trabajo de los antioxidantes es demorar el proceso de oxidación (daño por oxígeno) causado por los radicales libres, que pueden llevar a que las células no cumplan sus funciones correctamente y a desencadenar enfermedades como la diabetes o patologías cardíacas. El nivel de radicales libres aumenta en el organismo por diferentes factores, entre los cuales se encuentran el consumo de drogas, la contaminación ambiental, el humo de cigarrillo, los pesticidas y la exposición excesiva al sol.

En el organismo, el proceso antioxidante es similar a impedir que una manzana se oscurezca (se oxide). Una vez cortada la manzana, comienza a volverse color marrón, pero si la sumergimos en jugo de naranja, que contiene vitamina C (sustancia antioxidante), se mantiene blanca. Cuando se trata de ingerir la cantidad necesaria de antioxidantes, ningún alimento o grupo de alimentos por sí solo debería ser el foco. Es mejor incluir una amplia variedad de los mismos, como parte de una alimentación balanceada y saludable. Algunas de las fuentes de antioxidantes son:

Vitamina E: Aceites de oliva, maíz, de girasol y frutos secos (almendras, nueces), semillas (girasol) y germen de cereales.

Vitamina C: Limón, mandarina, naranja, kiwi, frutillas, pimientos, brócoli, repollo y berro.

Zinc: Carne roja, yema de huevo, mariscos, pollo, hígado, productos lácteos y cereales integrales.

Selenio: Mariscos, riñones, hígado y cereales.

Manganeso: Hortalizas de hojas verdes, harina y queso de soja, legumbres, semillas, nueces, almendras, cereales integrales, banana y palta.

Beta caroteno: Hortalizas rojo-anaranjadas, tomate, zanahoria y calabaza.

Compuestos fenólicos: Café, cacao y té.

Los antioxidantes también pueden mejorar la función inmune de nuestro organismo, reduciendo el riesgo de contraer infecciones y bajando las posibilidades de padecer algunos tipos de cáncer.

Con nuestra taza de café de todas las mañanas, incorporamos a nuestro organismo polifenoles, sustancias de gran función antioxidante. La cantidad de antioxidantes que nos proporcione en café dependerá del tipo de grano, del proceso de tostado y de la forma de preparación. Sin embargo, aunque durante el tostado algunos de los antioxidantes presentes en el grano se descomponen, el mismo proceso genera nuevos compuestos antioxidantes. Una buena taza de café no sólo brinda sabor a nuestros días, sino que también ayuda a retrasar el envejecimientos y a cuidar nuestra salud.

Los 6 mejores antioxidantes naturales

shutterstock_111304574

Conociendo los efectos antioxidantes que tienen cada uno de los alimentos anteriores y teniendo en cuenta la importancia que estos tienen en cuanto a la salud, podemos tenerlos muy presentes y de esa manera incorporarlos a la dieta de todos los días, para poder disfrutar de todos y cada uno de sus beneficios y propiedades.

alimentos-vista-668x400x80xX

El limón:

El limoneno está presente en la cáscara de los cítricos, el limoneno es el que produce el olor característico de la naranja y el limón, entre otros. Este componente tiene la propiedad de reducir el riesgo de padecer de infarto,hipertensión, cataratas, algunas enfermedades degenerativas y ciertos tipos de cáncer.

Las catequinas

Las catequinas son de la misma familia de los polifenoles, que son un tipo de antioxidantes que tienen la capacidad de activar las enzimas del hígado, responsables de eliminar las toxinas. Este se encuentra principalmente en el té verde, ya que es su principal compuesto, asimismo tiene grandes propiedades para prevenir enfermedades como la artritis.

El sulforano

Este es el principal compuesto de las coles de Bruselas, el rábano, el berro, la coliflor y el brócoli. El sulforano ayuda a desintoxicar el organismo y su propiedad más importante es la de eliminar los agentes cancerígenos que se puedan encontrar en algunos tipos de tumores.

El resveratrol

Este es un importante y efectivo componente que se encuentra principalmente en la piel de las uvas, el vino, los arándanos, las frambuesas, las ostras, las nueces y los cacahuetes. El resveratrol actúa directamente sobre las sirtuinas, enzimas que son las encargadas de regular la acción de determinados genes.

El licopeno

El licopeno es el encargado de proporcionarle el color rojo al tomate y a la sandía, así como a otras frutas y verduras, de tal manera que es considerado uno de los más importantes antioxidantes, ya que ayuda a prevenir el cáncer y mejora la circulación de la sangre, evitando problemas cardiovasculares.

La quercetina

Es un pigmento natural que tiene la gran capacidad de ser un protector hepático, previene el asma, es un gran vasodilatador, reduce notablemente los niveles de azúcar en la sangre y previene las enfermedades cardiovasculares; es en general uno de los más importantes y potentes antioxidantes naturales que existen y lo podemos encontrar en el té verde, el mosto de uva y la cebolla.

Alimentos para las articulaciones

consejos-para-combatir-la-obesidad

Los trastornos articulares de distinta índole son un mal que aqueja a gran parte de la población.
La artrosis, uno de los más comunes y limitantes, se estima que ocupa el 10% de las visitas al médico de atención primaria. La osteoartritis, la forma más común de artrosis, afecta cada día a más jóvenes como consecuencia de lesiones deportivas graves o de la obesidad. El común denominador de muchas de las dolencias osteo-articulares responde a procesos degenerativos, inflamatorios (como la artritis reumatoide) y crónicos que se producen al verse afectados el cartílago, los tendones o el hueso subcondral. La nutrición es clave en la prevención de algunos de estos trastornos y en la mejora de sus síntomas si se priorizan los alimentos y los nutrientes con acción antiinflamatoria y antioxidante. El siguiente artículo ofrece consejos sobre qué comer y qué evitar o reducir cuando sufrimos de las articulaciones, y explica cuáles son los nutrientes indispensables para los huesos.
Alimentos amigos de los huesos
Dentro de la amplia gama de alimentos, hay algunos cuya presencia habitual en la dieta garantiza una saludable nutrición ósea y muscular. De ellos se destaca su contenido en magnesio, elemento que aparece reflejado en las ‘Tablas de composición de alimentos’, a diferencia de silicio y azufre. Son los que siguen:
Frutos secos y semillas: pipas, sésamo, piñones y almendras son, en este orden, los que más magnesio concentran (entre 250 y 390 mg/100 g).
Legumbres: la soja (278 mg/100 g) duplica el contenido en magnesio de alubias y garbanzos, y triplica el de las lentejas.
Cereales integrales: el trigo en sus distintas presentaciones (trigo hinchado, salvado y germen), arroz integral, avena en copos y mijo son una fuente indiscutible de magnesio (entre 250 y 380 mg/100g). También la quinua que, si bien no es un cereal desde el punto de vista botánico, se asemeja a ellos en su composición nutricional).
Verduras de hoja verde: la acelga, la espinaca y el brécol concentran más cantidad de magnesio (entre 30 y 80 mg/100 g) que el resto (menos de 30 mg/100 g).
Frutas desecadas: en las ciruelas pasas se han aislado altas cantidades de polifenoles que ayudan a restaurar la masa ósea, la estructura del hueso y aumentan los índices de formación de tejido óseo, tanto en condiciones normales como de inflamación. Por su perfil nutricional, interesa alternar éstas con higos y dátiles.
Proteína animal: con preferencia por pescados, aves y carnes magras, en su justa medida, por su riqueza en azufre.
Hortalizas y verduras aromáticas: cebolla, ajos, puerros y verduras de la familia de las coles contienen aceites esenciales sulfurados muy volátiles.
Alimentos a moderar ante dolencias articulares
Hay alimentos que favorecen la inflamación, lo que empeora el molesto dolor articular
Hay alimentos que tienen componentes que favorecen la inflamación, lo que empeora el molesto dolor en personas aquejadas de trastornos articulares. Entre los principales se incluyen las verduras de la familia de las solanáceas, como el tomate, la berenjena, la patata y el pimiento. También pertenece a esta familia botánica la planta del tabaco, de ahí que fumar que es evidente que es nocivo para la salud, los sea de forma particular para quienes sufren dolencias articulares. Esto motiva que no sea aconsejable el consumo frecuente y en abundancia de dichos alimentos en personas con artritis.
Comprobar el grado de sensibilidad hacia estas hortalizas es sencillo. Basta con evitar su consumo durante varios meses, una temporada. Como contrapartida, conviene aumentar la ingesta de vegetales, que incluye legumbres, cereales integrales, frutas (no ácidas) y hortalizas (excepto las solanáceas) que proporcionan sales orgánicas de potasio, de magnesio y bicarbonatos, todos ellos con efecto amortiguador y protector.
Los nutrientes indispensables para las articulaciones
De entre todos los nutrientes que existen, hay algunos que sirven de manera específica a la nutrición ósea, la metabolización, la regeneración de los huesos y su mantenimiento saludable, así como al eje osteo-articular. Ellos son las proteínas, ciertas vitaminas (D y C) y minerales como el azufre, el magnesio o el silicio, además del calcio y el fósforo. Los minerales, de hecho, tienen un papel muy relevante, cada uno con una función específica en el metabolismo óseo y articular, lo cual refleja su importancia.
El magnesio es un elemento fundamental de la estructura ósea y de las membranas celulares. Más de la mitad del magnesio del organismo se almacena en el hueso. El valor sérico de magnesio se asocia de forma directa con la proliferación de las células osteoblásticas, las que sirven a la regeneración ósea. Debe estar en equilibrio con el calcio, dado que su carencia conduce a hipocalcemia e inhibe la síntesis de vitamina D activa, necesaria para la correcta mineralización de huesos y dientes.
El azufre en el organismo, en mayor medida, está en forma de condroitín sulfato y de sulfato de glucosamina, sustancias que forman parte del colágeno. El colágeno es materia prima de tendones, cartílagos y ligamentos, elementos que participan en el funcionamiento de las articulaciones.
El silicio, a nivel articular, participa en la síntesis de elastina y de colágeno que permiten la elasticidad de la membrana sinovial y contribuyen a reducir los procesos inflamatorios. Este oligoelemento está implicado en el metabolismo óseo al optimizar la fijación del calcio y del magnesio en los huesos y estimular la formación y mineralización ósea. La ingesta dietética de silicio se asocia de manera positiva con la densidad mineral de los huesos en hombres y mujeres premenopáusicas, tal y como se ha comprobado en la cohorte del ensayoFramingham Offspring (estudio epidemiológico en más de 5000 jóvenes). Estos resultados contrastan con la opinión de la EFSA que concluye que el silicio no muestra efecto sobre la densidad mineral ósea. En este caso, el Grupo de Investigación de la EFSA ha basado su conclusión en un ensayo en mujeres posmenopáusicas, y no premenopáusicas como sí se ha demostrado en estudios epidemiológicos de envergadura como el citado. En la naturaleza, el silicio está presente como óxido de silicio sobre todo en los alimentos de origen vegetal (en particular, los cereales integrales, ciertas aguas minerales y la cerveza).
Equilibrio calcio/fósforo. Ambos minerales son contrarios en sus funciones orgánicas, pero se complementan en la formación, desarrollo y mantenimiento de huesos y dientes. Para ello deben estar en cantidades proporcionadas en el organismo, ya que la abundancia o la carencia de uno afecta a la capacidad de absorber el otro.
Articulaciones: complementos dietéticos seguros
El aumento de la prevalencia de las dolencias articulares, su cronicidad y la falta de terapias eficaces explica el creciente interés en el uso de suplementos dietéticos como agentes terapéuticos. La glucosamina y el sulfato de condroitina son dos de los complementos nutricionales más conocidos por el colectivo de personas con algún tipo de afectación osteoarticular que curse con degeneración o dolor como la osteoartritis y la artritis reumatoide. Sendas sustancias son esenciales para mantener lubricadas las articulaciones y colaboran en la regeneración y reparación del cartílago dañado.
Un documento actualizado sobre la eficacia de estos compuestos en el tratamiento de la artrosis firmado por especialistas del Hospital Universitario de La Princesa y de la Universidad Autónoma de Madrid, avala su seguridad y eficacia de uso. La revisión refiere resultados de ensayos clínicos y metaanálisis que coinciden en concluir que el condroitín sulfato es más eficaz que el placebo en reducir el dolor espontáneo, aumentar la capacidad funcional y disminuir la ingesta de medicación. Otros ensayos también demuestran que tras un tratamiento continuo durante meses o años, el condroitín sulfato reduce de manera significativa la pérdida de la anchura del espacio articular propia de la artrosis, disminuye la pérdida de cartílago y el deterioro del hueso subcondral.
En otros estudios se comprobó que, tras varios años de seguimiento con sulfato de glucosamina, se retrasó la progresión de la artrosis y se redujo un 57% la necesidad de artroplastia de rodilla. El uso médico de estos compuestos está avalado por sociedades científicas nacionales, como la Sociedad Española de Reumatología (SER) e internacionales, como la European League Againts Rheumatism (EULAR y la Osteoarthritis Research Society Internacional (OARSI).

10 formas sencillas para el cuidado de tus articulaciones

knee-joint-pain

Aquí está una lista de diez de la Fundación de la Artritis con algunas sugerencias sobre cómo proteger sus articulaciones y ayudar a prevenir el dolor articular. 

  1. Mantenga su peso corporal ideal. Cuanto más peso, más tensión que usted está poniendo en sus articulaciones, especialmente en las caderas, rodillas, espalda y pies.
  2. Mueva su cuerpo. El ejercicio protege las articulaciones fortaleciendo los músculos alrededor de ellos. Los músculos fuertes evitan que sus articulaciones se rocen entre sí, desgastando el cartílago. Podemos ayudarle a empezar a trabajar en un programa de ejercicios que trabaja para usted.
  3. Párese derecho. Una buena postura protege las articulaciones en el cuello, espalda, caderas y rodillas.
  4. Use las articulaciones grandes. Al levantar o cargar, use las articulaciones y músculos más grandes y fuertes. Esto le ayudará a evitar lesiones y la tensión en las articulaciones más pequeñas.
  5. Tómese su tiempo. Alterne períodos de actividad intensa, con períodos de descanso. El estrés repetitivo en las articulaciones durante largos períodos de tiempo puede acelerar el desgaste que provoca la artrosis.
  6. Escuche a su cuerpo. Si usted está en el dolor, no lo ignore. El dolor después de la actividad o el ejercicio puede ser una indicación de que ha estresado sus articulaciones.
  7. No sea estático. Cambio de posiciones regularmente disminuye la rigidez en los músculos y las articulaciones.
  8. No sea un guerrero de fin de semana. No se involucre en actividades para las que su cuerpo no está preparado. Inicie nuevas actividades lentamente y con seguridad hasta que sepa cómo su cuerpo va a reaccionar ante ellas. Esto reducirá la probabilidad de lesión.
  9. Use el equipo apropiado. No deje los cascos y muñequeras en casa. Asegúrese de obtener el equipo de seguridad que es cómodo y se ajuste correctamente.
  10. Pida ayuda. No trate de hacer un trabajo que es demasiado grande y que usted no pueda manejar. Consiga otro par de manos para que le ayude.

¿Qué son y para qué sirven los antioxidantes?

acai111

La vejez es un proceso de oxidación celular, natural y progresivo, proceso que debe ser comprendido por aquellas personas que desean conservar hasta donde sea posible la juventud física mediante suplementos, cremas y bebidas diversas, ricos en antioxidantes, que retardan la oxidación celular y, con ello, atenuar los estragos de la vejez y prolongar la expectativa de vida.

Los antioxidantes son compuestos químicos que el cuerpo humano utiliza para eliminar radicales libres, que son sustancias químicas muy reactivas que introducen oxígeno en las células y producen la oxidación de sus diferentes partes, alteraciones en el ADN y cambios diversos que aceleran el envejecimiento del cuerpo. Lo anterior se debe a que el oxígeno, aunque es imprescindible para la vida, es también un elemento químico muy reactivo. El propio cuerpo genera radicales libres para su propio uso (control de musculatura, eliminación de bacterias, regulación de la actividad de los órganos, etc.), pero al mismo tiempo genera antioxidantes para eliminar los radicales libres sobrantes, ya que estas sustancias son muy agresivas.

Para entender lo que es un antioxidante debemos saber primero qué es la oxidación celular. De manera muy general, ésta ocurre cuando un átomo inestable pierde un electrón (partícula con carga negativa), lo que permite que forme un compuesto nuevo con otro elemento, causando un desequilibrio entre la producción de especies reactivas del oxígeno y la capacidad de un sistema biológico para limpiar el organismo de sustancias nocivas. El oxígeno que utilizamos para respirar es uno de los principales responsable de la oxidación celular y sirve para producir energía en todo el organismo, pero pequeñas porciones de este elemento producen radicales libres, que se forman de manera normal en el organismo al metabolizarlo.

En el organismo existe un equilibrio entre las especies reactivas del oxígeno y los sistemas de defensa antioxidante. Cuando dicho equilibrio se ve alterado o descompensado a favor de aquellas, se produce el denominado estrés oxidativo, lo que significa que el estrés se puede desencadenar por radiación solar, respuestas inflamatorias e inmunológicas, alcoholismo, tabaquismo, déficit de vitaminas y otros factores.

Sistema natural de defensa antioxidante

Como se mencionó antes, el organismo cuenta con sistemas antioxidantes que contrarrestan el efecto de los radicales libres. Esta primera línea de defensa se ha dividido en antioxidantes no enzimáticos –como las vitaminas A, C y E, que se adquieren mediante la dieta– y antioxidantes enzimáticos

Antioxidantes no enzimáticos

Los antioxidantes no enzimáticos se refieren sobre todo a las vitaminas A, C y E. En general, las vitaminas y algunas otras moléculas se encuentran en el licopeno (tomate, sandía y algunas frutas) y los flavonoides (Ginkgo biloba).
Esta vitamina es utilizada para la reparación de los tejidos corporales y el mantenimiento de la piel; sirve para cuidar el estado de los huesos, el cabello, las uñas y los dientes y ayuda a mejorar la visión. La podemos encontrar en los lácteos.

Vitamina C. Interviene en la formación del colágeno, que refuerza y mantiene unidos los tejidos del cuerpo; por esta razón, también ayuda a que nuestros huesos, dientes y tejidos sean fuertes y sanos. La podemos encontrar en cítricos como la naranja y el limón.

Vitamina E. También llamada tocoferol, protege al organismo de agentes tóxicos, evita la destrucción anormal de glóbulos rojos y los trastornos oculares, anemias y ataques cardíacos. La podemos encontrar en la yema del huevo, los aceites vegetales y los cereales

Ginkgo biloba. De las hojas del ginkgo se obtiene un extracto que posee flavonoides que, al ingerirse, aumentan la circulación sanguínea central y periférica, por lo que se hace más eficiente la irrigación de los tejidos orgánicos. Esto beneficia a las personas en edad madura y senil, ya que sus organismos pierden la capacidad para llevar a cabo esa función (especialmente en el cerebro, lo que provoca pérdida de memoria, cansancio, confusión, depresión y ansiedad). El consumo de ginkgo aminora estos síntomas y también hace más eficiente la irrigación del corazón y las extremidades.