EJERCICIO Y DIETA CONTRA LA CELULITIS

Celulitis-Piernas-Hermosas-y-Cascara-de-Naranja

Celulitis-Piernas-Hermosas-y-Cascara-de-Naranja

La celulitis es un trastorno que afecta al tejido celular graso subcutáneo y que se caracteriza por un depósito de grasa localizada, un deterioro de la circulación linfática y un acumulo de toxinas y productos de desecho en los espacios intercelulares.

Es un fenómeno natural que afecta a la gran mayoría de las mujeres, en diferente grado. Comienza por una acumulación de grasa en la piel, a la que sigue una modificación de los tejidos de sujección, con una alteración notable de las fibras de colágeno. Este cambio en la textura de los tejidos subcutáneos superficiales se caracteriza por el fenómeno visible como “piel de naranja”.

La celulitis más habitual es la localizada en las caderas, glúteos y piernas, pero también puede aparecer en otras zonas del cuerpo como el abdomen, brazos y pantorrillas. Es bastante frecuente ver a mujeres delgadas en la parte alta de su cuerpo, pero con una acumulación de grasas en las caderas y piernas, rebelde al tratamiento médico habitual, de dietas, masajes, ionizaciones, etc.

El problema de la celulitis puede convertirse en irreversible si no se toman las medidas adecuadas para combatirla con éxito. El ejercicio y la dieta son los factores fundamentales para remediar este problema o evitar que se desarrolle, pero estos factores: ejercicio y dieta deben intentar efectuarse juntos, por que el beneficio se duplicará y acabaremos antes con la antiestética celulitis.

El ejercicio debe ir encaminado a la tonificación de los músculos donde la grasa esté acumulada en exceso. La celulitis se coloca en zonas del cuerpo en la que los músculos están poco trabajados como caderas, glúteos y piernas y es el momento de hacer trabajar estos músculos e intentar eliminar la mayor cantidad de grasa.

Las mujeres cuando se inscriben en un gimnasio, muchas veces están mal informadas al respecto y se dedican a entrenar estos músculos con series largas e improductivas, porque no ponen las cargas de peso suficiente para conseguir un estímulo muscular adecuado y así poder eliminar la grasa acumulada. Es de suma importancia la elaboración de un entrenamiento personalizado en cada caso, destinado a reforzar y tonificar los músculos que más necesiten de un trabajo específico y crear una circulación sanguínea eficiente para eliminar edemas y toxinas estancadas en estas zonas, que si no ejercitamos acabarán por convertirse en una incipiente celulitis.

La dieta es un factor muy importante a la hora de combatir la celulitis o evitar que se desarrolle. Es necesario llevar una alimentación equilibrada disminuyendo las grasas y los hidratos de carbono y aumentando el consumo de proteínas, vitaminas y minerales.

Hay alimentos eficaces contra la celulitis. La dieta debe aportar buenas dosis de vitamina C, fortalecedora de los vasos sanguíneos y ayuda en los casos que se pretende corregir los edemas de origen venoso. La vitamina E es la mejor defensora de la piel. El hierro que favorece la oxigenación celular, fibra que facilita el tránsito intestinal y agua para eliminar toxinas.

Los alimentos recomendados son: verduras; como acelgas, espárragos, alcachofas, tomates, lechuga, pepino, apio, berenjena, calabaza, rábano, cebolla; pan, arroz, pasta y cereales deberán de ser integrales con menos calorías y más fibra para evitar el estreñimiento. La carne magra como la ternera, pollo y pavo, los pescados blancos como la merluza, pescadilla, lenguado, rape, rodaballo, todos ellos a la plancha, hervidos o al horno, nada de fritos. Los yogures y la leche deben de ser desnatados y los quesos poco grasos. Las frutas más aconsejables son la manzana, naranja, melón, pera, sandia y piña natural. También es aconsejable beber mucha agua (2 a 3 litros al día), para eliminar toxinas.

Los alimentos prohibidos son: Alcohol, café, frutas como plátano, aguacate y frutos secos. Carnes y pescados grasos, embutidos, mantequillas, conservas y los patés. Es necesario reducir los fritos, lo mejor es cocinar a la plancha o al vapor. El azúcar, los pasteles, golosinas, pan blanco o las galletas deben eliminarse. Los dulces como el chocolate, la mermelada o los helados están también desaconsejados. Disminuir el consumo de sal es también un factor muy importante porque retiene líquidos y eso no nos interesa.

Una dieta adecuada y ejercicio físico apropiado, facilitan el trabajo del sistema linfático. Estas son las claves básicas que debemos seguir si queremos eliminar la celulitis.

Anuncios